Paul Manafort, el exjefe de la campaña de Donald Trump, y su exsocio Rick Gates, han sido acusados de “conspiración contra Estados Unidos”, entre otros cargos, en la investigación de la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016. Ambos se han entregado al FBI, y se han declarado no culpables de los doce cargos.

El fiscal especial Robert Mueller dirige la investigación, que estudia los posibles contactos entre Moscú y el equipo de Trump, y que para la justicia estadounidense supondrían “conspiración contra Estados Unidos” y “conspiración para lavar dinero”, además de “declaraciones falsas y engañosas” y no presentar información financiera y de cuentas bancarias en el extranjero.

El FBI ya hizo una redada en casa de Manafort en julio. Según los investigadores, antes de dirigir la campaña del republicano, Manafort trabajó para un multimillonario con el fin de beneficiar al Gobierno ruso e hizo negocios irregulares con prorrusos en Ucrania.

El presidente de EEUU ha rechazado que haya “ninguna conspiración” con Rusia, recuerda que los cargos contra su jefe de campaña son “de años atrás, antes de que Paul Manafort fuese parte de la campaña de Trump”, y vuelve a pedir que se investigue a los demócratas.

es

WordPress的

分享

我们是一个系统的工作,以提高网站的质量,并通过检查文章,新闻和质量奖励活跃用户,非常感谢您改善 Business Monkey News!

如果该项目是错误的,这错译或丢失的信息,您可以编辑它,通知评论(我们将更正),也可以 查看原文章在这里: (原语言条)

这些变化将在2小时内进行更新。

编辑故事