Es la geopolítica la que explica la decisión del Comité Olímpico Internacional de cerrar las puertas de Pyeongchang a la delegación rusa. Es lo que dijo a Radio Sputnik el argentino Alberto Hutschenreuter, doctor en Relaciones Internacionales.

El también profesor titular de Geopolítica en la Escuela Superior de Guerra Aérea no tiene la menor duda de que lo ocurrido es una venganza a una Rusia que a partir del año 2000, con la llegada al poder de Vladímir Putin, “comienza a recuperarse en el mundo”, algo que inquieta cada vez más a Occidente.

Подробнее:JJOO 2018: cuando la Guerra Fría se traslada al deporte

“Hay dos Rusias en los últimos 25 años. Una de los años 90, la del expresidente Borís Yeltsin, que, prácticamente, dejó de existir en el escenario internacional, como consecuencia de problemas internos, pero también como consecuencia de presiones estratégicas aplicadas por Occidente, con el fin de que nunca volviera significar un desafío. Era tal su estado de debilidad que el presidente Bill Clinton llegó a decir que la posibilidad que tenía Rusia de influir en la política internacional era la misma que tenía el hombre de vencer la ley de gravedad, o sea, cero. Pero esto cambió 180 grados con Vladímir Putin. Desde el mismo momento en el que asume la presidencia, en 2000, comienza una suerte de reparación estratégica de Rusia”, indicó nuestro interlocutor.

Según Alberto Hutschenreuter, La Rusia de Putin hizo una serie de “mellas” en Occidente “en términos de reparación estratégica”, entre las cuales destaca tres.

Кроме того:Alemania lo reconoce: Rusia lidera nuevo orden mundial

La primera es que “Rusia ha logrado una reparación estratégica en Georgia, al impedir que ese país de alguna manera pudiera deslizarse hacia el umbral de ingreso en la OTAN”.

La segunda es el fracaso de Occidente en su intento de “quitar Ucrania de la influencia de Rusia”. De acuerdo al experto, la principal derrota de EEUU y sus aliados en Ucrania, país que calificó como “una línea geopolítica roja para” Moscú, fue la “reincorporación de Crimea”.

La tercera “mella” es la actuación rusa en Siria. Para Alberto Hutschenreuter, el Kremlin logró impedir la fragmentación de ese país árabe y conseguir que “el Gobierno de Bashar Asad permanezca al frente de Siria”.

“Esta cadena de acontecimientos estratégicos, evidentemente, ha generado una situación de inquietud en Occidente”, manifestó el analista, al mostrarse convencido de que la “exclusión” de Rusia de los Juegos de Pyeongchang es “consecuencia de sus actos recientes en el mundo”, es decir, su “reposición estratégica en tres espacios fundamentales”.

es

WordPress

ПОДЕЛИТЬСЯ

Мы работаем над системой, чтобы улучшить качество сайта и наградить активных пользователей по проверке статьи, новости и качества, Благодарим Вас за улучшение Business Monkey News!

Если элемент неправильно, это неправильно переводил или отсутствует информация, вы можете изменить его, уведомит комментарий (мы исправим), или вы можете Посмотреть оригинал статьи здесь: (Статья на языке оригинала)

Изменения будут обновлены в течение 2 часов.

править История