El Guggenheim de Nueva York
El Guggenheim de Nueva York. Foto: Archivo

El museo Guggenheim de Nueva York removió tres obras de la muestra “Arte y China después de 1989: Teatro del Mundo” por protestas de activistas de derechos de los animales.

Dos de las obras consistían en videos protagonizados por animales vivos y la tercera era una estatua que incluía insectos y lagartijas vivas, según indicó The Guardian.

El Guggenheim se vio envuelto en una controversia desde que comenzó a publicitar la muestra. Desde entonces, grupos de activistas condenaron la “crueldad animal” de algunas de las obras que formaban parte de la exhibición. Según un comunicado oficial, Guggenheim decidió retirar las tres obras en cuestión para preservar “la seguridad de sus empleados, visitantes y artistas”.

Una de las obras se titula “Perros que no pueden tocarse”. Se trata de un video que muestra una performance grabada en 2013 donde dos pares de Pitbulls corren uno frente al otro en una cinta, amarrados de manera tal que no puedan entrar en contacto. La obra fue creada por los artistas Sun Yuan y Peng Yu.

perto

“A pesar de que estas obras fueron exhibidas en museos de Asia, Europa y Estados Unidos, el Guggenheim lamenta que amenazas reiteradas hayan obligado al museo a tomar esta decisión. Como una institución artística comprometida con presentar multiplicidad de voces, estamos consternados de que no podamos mostrar obras de arte”, dijo el museo en el comunicado.

Otra de las obras, “Teatro del Mundo” -la que da nombre a la muestra-, es una escultura donde insectos y lagartijas vivas se comen y atacan unos a otros durante la duración de la muestra. Fue realizada por el artista Huang Yong Ping, quien según The Guardian tuvo que retirar la misma obra en Vancouver, Canadá, en 2007.

La tercera obra es también un video. Se llama “Estudio de caso de una transferencia” y fue realizada por el artista Xu Bing. Muestra a un jabalí y a una cerda apareándose, ambos estampados con signos del alfabeto chino y del romano.

La muestra contiene 150 obras y comenzará a ser exhibida en octubre. Los activistas juntaron más de 500 mil firmas contra la muestra en una petición. Por su parte, el museo defendió la obra “Perros que no pueden tocarse” diciendo que “es una obra intencionalmente provocadora que busca examinar y criticar los sistemas de poder y control”.

es

WordPress

Estamos trabalhando em um sistema para melhorar a qualidade do site e recompensar usuários ativos, verificando artigos, notícias e qualidade, Obrigado por melhorar Business Monkey News!

Se o item está errado, este mal traduzida ou falta de informação, você pode editá-lo, notifique um comentário (vamos corrigir) ou você pode Ver o artigo original aqui: (Artigo no idioma original)

As alterações serão atualizadas em 2 horas.

editar História