Henri Poupart-Lafarge, presidente y CEO de Alstom (en primer plano), y Joe Kaeser, su homólogo de Siemens.
Henri Poupart-Lafarge, presidente y CEO de Alstom (en primer plano), y Joe Kaeser, su homólogo de Siemens. 로이터

지멘스와 융합 알스톰의 장점

La compensación es escasa para el negocio que aportan los alemanes

Competir con el chino CRCC, el mayor fabricante de trenes, bien vale algunos sacrificios

París es la ganadora de la fusión de los trenes de Alston y Siemens. Los accionistas de la francesa tendrán una parte del negocio mayor de la que merecen. La creación de una empresa capaz de enfrentarse a la competencia china justifica las concesiones.

Parece una fusión de iguales, con el poder modestamente inclinado hacia el grupo alemán. Siemens inyectará su negocio ferroviario y de movilidad en Alstom, y a cambio recibirá algo más del 50% de las acciones. La compañía dirigida por Joe Kaeser nombrará una proporción similar de consejeros del grupo combinado.

Parece una compensación escasa para el negocio que aporta Siemens, que hace rentables trenes de alta velocidad y señales. Los márgenes operativos de la unidad alemana son casi el doble que el 6% de Alstom. Los 800 millones de euros de beneficio operativo de Siemens, por un múltiplo de 12 veces, dan un valor de empresa de unos 9.600 millones. Si se quitan las pensiones y otros pasivos, el patrimonio neto queda en unos 9.000 millones. Compárese con el valor de mercado de Alstom antes de la transacción, de unos 7.000 millones –inflados por 1.800 millones de efectivo que Alstom pagará a sus accionistas antes del acuerdo.

Siemens tendrá ligeramente más poder en el grupo combinado, pero no es que vaya a tomar el control. El CEO de Alstom, Henri Poupart-Lafarge, dirigirá la empresa ampliada, que mantendrá su sede y su cotización en Francia. Alstom también obtendrá cuatro consejeros independientes, de los cuales tres deben ser ciudadanos franceses.

Sin embargo, la tan esperada unión también trae grandes beneficios. Las empresas esperan ahorrar 470 millones, principalmente por la presión a los proveedores y la reducción de costes fuera de Alemania y Francia. La participación de Siemens podría valer más que el negocio separado.

Además, la consolidación es necesaria. El mayor fabricante de trenes del mundo, el chino CRCC, se financia barato y tiene un enorme presupuesto de investigación. Siemens estaba en conversaciones con Bombardier, pero Alstom probablemente encaja mejor. La creación de un campeón europeo merece algunos sacrificios.

저자는 칼럼니스트이다 로이터 브레이킹. 의견은 당신입니다. 번역 카를로스 고메즈 아바 요그것은의 책임이다 CincoDías.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리