El banco sienta las bases del crecimiento en su nueva etapa. La opa a Abertis se concretará cuando las limitaciones por el rescate hayan concluido.

Bankia será el 1 de enero de 2018 un banco libre. Las restricciones que impuso Bruselas para dar el visto bueno a su rescate llegan a su fin después de más de cinco años y medio. «Bankia pasa a ser ahora una historia de crecimiento», fueron las palabras pronunciadas por el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, el pasado mes de octubre ante esa perspectiva.

Pero que el fin del plazo ya esté cerca, no significa que haya concluido. En estos momentos, Bankia sigue teniendo que cumplir los mandatos de Europa. Y uno de ellos determina la imposibilidad de prestar a largo plazo a compañías del Ibex 35, a empresas extranjeras o a firmas que hayan tenido actividad en los mercados de renta fija o variable en los últimos 12 meses.

Nada de eso ha parado los pies a Bankia a la hora de asegurarse una plaza en la mayor operación corporativa de España que se está fraguando en estos momentos: la guerra de opas sobre Abertis.

Fuentes financieras aseguran que Bankia es uno de los 17 bancos que respaldará a ACS en el macropréstamo de 15.000 millones de euros que acaba de firmar a través de su filial alemana Hochtief para intentar plantar cara a la italiana Atlantia en su lucha por la concesionaria española de autopistas.

Según estas fuentes, Bankia extenderá a ACS un cheque de 809,5 millones por el que obtendrá una rentabilidad cercana al 2%. Pero no solo eso. Participar en el préstamo sindicado de una operación de compra milmillonaria implica muchas cosas más, porque la compañía ganadora tendrá que empezar enseguida a refinanciar ese dinero y eso significa emisiones de bonos e incluso de deuda híbrida, un producto que paga unas comisiones muy atractivas para las entidades que se encarguen de colocarlo. Y los bancos que participan en el préstamo tienen todas las papeletas para conseguir ese negocio adicional y rentabilizar al máximo el apoyo mostrado al dar la financiación original.

Calendario

¿Puede realmente Bankia participar en esta operación pese a las restricciones de Bruselas? La respuesta es positiva, pero no por la ausencia de limitaciones, sino por un tema de calendario.

Por muy alemana que sea Hochtief, la imposibilidad de prestar a empresas extranjeras no entraría en juego porque el acuerdo de rescate de Bankia excluye las filiales de compañías españolas que consoliden en sus cuentas o los casos en los que la financiación está garantizada por la matriz española. La restricción real vendría por el lado del acceso a los mercados de renta fija o variable en los últimos 12 meses.

Por eso, la clave está en que Bankia no ha prestado todavía. «Solo ha firmado un compromiso», recuerdan fuentes financieras. Y eso sí puede hacerlo, porque para que el crédito se concrete primero ACS tiene que ganar la pugna a Atlantia y hacerse con Abertis, algo que, en caso de suceder, no se producirá hasta 2018, un momento en el que el banco nacionalizado no tendrá ya restricción alguna. Lo que ha hecho Bankia, añaden estas fuentes, es asegurarse negocio para cuando esté libre de limitaciones y no despreciar las oportunidades que le surgen sin plantearse realmente si puede ir o no a por ellas.

El macropréstamo a ACS se convierte así en la primera gran financiación corporativa en la que participa Bankia desde su rescate y la idea es que sea una de muchas. El fin de las limitaciones abre a Bankia «nuevas oportunidades de negocio», recordó el mes pasado Goirigolzarri, quien considera esta liberación como una de las palancas de crecimiento orgánico más importantes que va a usar la compañía de ahora en adelante.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리