WASHINGTON.- Apenas Twitter anunció su decisión de duplicar el límite de caracteres para sus publicaciones, dos temas dominaron la conversación en la tuitósfera norteamericana: si se trataba o no de una buena idea, y las implicancias de que Donald Trump , el tuitero más poderoso del planeta, tuviera el doble de espacio.

El presidente norteamericano, Donald Trump
El presidente norteamericano, Donald Trump. Foto: AFP

“Con 280 caracteres, Corea del Norte no tiene posibilidades”, bromeó Stuart Stevens, columnista estratega republicano, apenas se conoció el giro de la red social.

“No sé el resto, pero @realDonaldTrump necesita mantenerse en 140 caracteres”, replicó Ian Bremmer, presidente del Grupo Eurasia.

Amir Tibon, corresponsal del diario israelí Haaretz, pensó en el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, puesto allí para llevar “disciplina” al convulsionado y caótico gobierno de Trump.

“Si estás molesto sobre el tema de los 280 caracteres, imaginate lo que debe estar pensando John Kelly”, publicó.

Twitter jugó un papel decisivo en la vertiginosa carrera de Trump hacia la Casa Blanca. Si la empresa decide avanzar con el cambio, Trump, amante de Twitter, tendrá el doble de espacio para explayarse.

Ya desde antes de bajar la escalera mecánica de la Torre Trump en Nueva York para anunciar su candidatura presidencial, Twitter le brindó al ahora presidente una plataforma para instalar mensajes, como por ejemplo, la falsa acusación de que Barack Obama no había nacido en Hawaii.

Trump, el político con más talento para manejar la conversación nacional desde su teléfono, quedó afuera del grupo de tuiteros seleccionados para probar publicaciones en 280 caracteres. Hasta ayer, no había hecho mención alguna si aprobaba o no la movida.

El jefe del Salón Oval ha utilizado Twitter para anunciar medidas o realizar denuncias -uno de sus mensajes más célebres fue cuando dijo que Obama había “pinchado” sus teléfonos-, trastocar a gusto la agenda de los medios y atacar a sus rivales. Fue en Twitter donde Trump acuñó los sobrenombres “Little Marco” para el senador Marco Rubio, “Crooked Hillary” para Hillary Clinton y “Hombre Cohete” para el dictador norcoreano, Kim Jong-un.

Trump ha utilizado la red social para lanzar advertencias o responder a ataques de Pyongyang. El gobierno de Kim dijo que consideraba los mensajes presidenciales una “declaración de guerra”. Algunos usuarios han cuestionado a Twitter por mantener mensajes de Trump que consideran violentos o peligrosos. Pero Twitter ha dicho que los tuits de Trump tienen “valor noticioso”.

“Twitter está comprometido con la transparencia y con mantener a la gente informada sobre lo que está sucediendo en el mundo”, afirmó la compañía, en un tuit, claro.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리