Las autonomías limitan al máximo la libertad de horarios comerciales 사진을 확대
A. Meraviglia

Las autonomías limitan al máximo la libertad de horarios comerciales

Solo Madrid, Murcia y Castilla-La Mancha abrirán más de diez festivos en 2018

La Comunidad Valenciana la acota a cinco zonas turísticas

La apuesta que el Ejecutivo del Partido Popular hizo por liberalizar los horarios comerciales, ampliar el número de aperturas en festivos y promover la creación de zonas de gran afluencia turística (aquellas que por la alta densidad de turistas dispondrían de libertad absoluta para horarios y aperturas en festivos) se ha ido desinflando a medida que el partido presidido por Mariano Rajoy ha ido perdiendo peso en los grandes municipios y autonomías. Un fenómeno especialmente llamativo desde 2015, en el que el partido presidido por Mariano Rajoy dejó de gobernar en Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana y Baleares. Desde esa fecha, esas regiones y otras han desandado gran parte del trabajo realizado en la primera legislatura del PP. Fue el 3 de julio de 2012 cuando se aprobó la reforma dirigida desde la Secretaría de Estado de Comercio con cuatro grandes ejes: ampliar de 72 a 90 el número de horas que los comercios podían abrir durante la semana; elevar de 8 a 10 el mínimo de festivos para las aperturas; incrementar de 150 a 300 metros cuadrados el umbral del pequeño comercio a partir del cual disfrutaba de libertad para decidir cuántas horas y festivos abría; y la creación de 14 zonas de gran afluencia turísticas, sin ningún tipo de restricción.

Esos números eran mínimos y las autonomías disponían de libertad para elevarlos. Madrid es la única que ha apostado por la libertad absoluta de horarios y sigue defendiendo ese modelo por el impacto positivo que tiene en el empleo y en la actividad. Un informe elaborado por Analistas Financieros Internacionales a principios de 2017 subrayaba que el comercio había creado 20.8000 puestos de trabajo entre 2012 y 2016 y que de ellos 15.514 (tres de cada cuatro) estaban directamente ligados a la libertad comercial. Ese mismo estudio revelaba que la mayor actividad había generado una recaudación en impuestos de 1.107 millones en el mismo período.

Pero Madrid se ha quedado sola en su apuesta. Y una buena prueba de ello se comprueba en los festivos de apertura decretados por las comunidades autónomas para 2018. Solo hay tres regiones ( Madrid, Castilla-La Mancha y Murcia) que se salen del mínimo de diez festivos de apertura para todo el año. Las restantes catorce se quedan en el suelo e incluso dos de ellas (País Vasco y Navarra) se valen de sus regímenes forales para llevarlo más abajo todavía, con ocho y nueve festivos respectivamente. El caso más representativo es Baleares, que de los 16 festivos de apertura que tenía fijados en 2016 pasó a 10 en 2017 y lo ha mantenido para 2018. Aragón también bajó de 11 a 10 en 2017 y lo conserva para el próximo ejercicio. Las únicas excepciones a esta tendencia han sido Murcia, que pasa de catorce a quince días, y Castilla-La Mancha, que se mantiene en 12 festivos.

El pequeño comercio rechaza la liberalización del período de rebajas y cree que beneficia a las grandes cadenas

Zonas de gran afluencia turística

Pero esa no es la única vía que han encontrado los municipios para tratar de limitar la libertad de horarios comerciales. La obligatoriedad de crear zonas de gran afluencia en municipios con más de 200.000 habitantes que registren un millón de pernoctaciones al año o que cuente con puertos donde atraquen cruceros con más de 400.000 pasajeros ha generado una picaresca entre algunos gobernantes. Así sucedió en el caso del Ayuntamiento de Coruña, que optó por decretar dos zonas de este tipo en la Torre de Hércules y en el cementerio de San Amaro, ambas alejadas del centro comercial. Algunas autonomías, como la Comunidad Valenciana, han optado por utilizar estas zonas para acotar la libertad de horarios y festivos en sus establecimientos, de tal manera que el resto no se podrá beneficiar. El pacto al que han llegado el Ejecutivo presidido por Ximo Puig y los representantes de las empresas y sindicatos establece que los comercios incluidos en esas cinco zonas, que según su criterio absorben gran parte de la oferta comercial de la comunidad, podrían abrir los 63 domingos y festivos del año.

El resto de comercio, incluidas las grandes superficies, se tendrán que conforman con 11 aperturas, una más al mínimo establecido para toda la comunidad. De esta manera, los grandes establecimientos situados en zonas comerciales de la periferia son los que salen peor parados, a menos que sus tiendas se encuentren dentro de una de las cinco zonas de gran afluencia turística. Y los grandes beneficiados son los trabajadores, que verán reducidos el número de festivos que tienen que trabajar, ya que bajan de 63 a 38.

Rebajas todo el año
Otra de las medidas que el Ejecutivo popular aprobó para estimular la actividad y el empleo ha sido la liberalización de las rebajas para que pudieran realizarse en cualquier temporada del año y no acotarse a las navidades. Esta propuesta se ha encontrado con el rechazo del pequeño comercio, que cree que le ha dejado en una situación de indefensión frente a las grandes superficies. “Las rebajas son un período que se fija para que las tiendas puedan desprenderse del stock de productos que no se han vendido en temporada, haciendo para ello un descuento sobre el precio original. Ese es el fin, y si se liberaliza, como ocurrió, se desvirtúa el concepto”, asegura Pedro Campo, vicepresidente de la Confederación Española de Comercio. En su opinión, la libertad para fijar períodos de rebajas hace que el pequeño comercio tenga más dificultades para competir con la política de precios de las grandes cadenas de moda. “No pueden comprar un producto para hacer rebajas a mitad de temporada, están en situación de desigualdad”, señala.

Carrefour y el modelo de 24 horas

Pugna con Amazon. Desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que engloba a firmas como Carrefour, El Corte Inglés, Alcampo, Leroy Merlin o Media Markt, siempre se ha defendido la libertad de horarios comerciales como la única herramienta para combatir al comercio on line, al que critican ya que creen que juega con ventaja al no tener que afrontar los mismos costes en inversiones, impuestos o empleados. Y una de las empresas más combativas en ese terreno es Carrefour, que anunció en diciembre el primer hipermercado abierto las 24 horas del día. Situado en Vallecas (Madrid), se une a los siete supermercados que también abren todo el año, todos ellos en el centro de Madrid.

Recurso contra Mallorca. Las grandes superficies prometen luchar contra las moratorias a la construcción de estos establecimientos. El Consell de Mallorca ha incluido una moratoria de dos años, pese a que la anterior, aprobada en 2015 y vigente en tres años, ha sido declarada nula por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. En su argumentación consideró que la “moratoria” vulneraba la norma en materia de unidad de mercado y de defensa de la competencia y la calificó Por eso, la calificó como una prohibición en lugar de la suspensión. “La prohibición se convierte en una barrera a la modernización del comercio, a la inversión y a la creación de empleo”, apuntan fuentes de Anged que, a la espera de un análisis más profundo, anticipan que habrá un nuevo recurso.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리