El ministro de Economía se ha mostrado convencido de que las empresas volverán cuando la comunidad recupere la normalidad, algo que espera que suceda tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre.

Luis de Guindos, que hoy participa en el XXII Encuentro de Economía de S’Agaró, ha explicado que la economía catalana ha liderado en los últimos años el crecimiento en España, si bien en el mes de octubre se ha detectado una contracción importante del consumo privado y desde entonces más de 2.600 empresas han decidido trasladar sus sedes sociales fuera de Cataluña.

El ministro ha destacado, no obstante, que desde la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones “la situación de desaceleración es mucho menos intensa”, lo que es una “señal positiva” de que Cataluña está nuevamente en la senda de la estabilidad.

“Espero que después del 21 de diciembre todo se normalice definitivamente”, ha afirmado el ministro en declaraciones a la prensa antes de participar en esta cita económica, a la que asisten, entre otros, el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, y el presidente de CaixaBank, Jordi Gual.

De Guindos ha querido dejar claro que las decisiones de sacar de Cataluña las sedes de empresas las han tomado las propias compañías, no el Gobierno, y ha garantizado que la economía catalana “es lo suficientemente atractiva” como para que la empresas vuelvan “una vez producido el proceso de normalización”.

“Con la vuelta a la normalidad las empresas volverán y también los depósitos, que han dejado de salir, y Cataluña volverá a liderar el crecimiento en España”, ha declarado el titular de Economía, que un año más es el encargado de clausurar estas jornadas.

De Guindos ha remarcado asimismo que el Gobierno hará “todo lo posible” para que las empresas que se han llevado sus sedes sociales y fiscales fuera de Cataluña vuelvan pronto a esta comunidad.

Las orejas del lobo

Guindos ha señalado que los catalanes “han visto las orejas al lobo”, se han percatado de las consecuencias de la independencia, y “el lobo no llegará”. El ministro ha señalado que la sociedad catalana “se ha dado cuenta de las consecuencias” de determinadas políticas, en alusión a los planteamientos independentistas, y del “daño” que “intentar sacar a Cataluña de España” ha hecho, está haciendo y puede hacer.

“La sociedad catalana es plural, pero madura, y ha visto y ha podido tocar las consecuencias de esa política”, ha manifestado De Guindos, que ha incidido en que las políticas soberanistas tienen consecuencias sociales, como es la división y fractura social, y también económicas, como la ralentización de la economía o la marcha de empresas.

Por eso, se ha mostrado “optimista” y convencido de que los catalanes, una sociedad “inteligente y madura”, no darán continuidad a las políticas independentistas tras el 21D: “Al haber visto las orejas al lobo, el lobo no llegará”.

Luis de Guindos, por otro lado, ha resaltado el “comportamiento impecable” de los funcionarios de la Generalitat desde la aplicación del 155, a pesar de lo extraordinario de la situación.

“Están colaborando porque saben que son servidores públicos”, ha señalado el ministro, resaltando su gran profesionalidad.

De Guindos, por último, ha lamentado que la crisis catalana puede restar unas cinco décimas al crecimiento de la economía española, que podría situarse en el 2,3% en 2018.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리