Gracias a los resultados de las investigaciones en torno a la incidencia de las emociones en el aula, sabemos que muchos de los problemas surgidos en el ámbito escolar tienen un origen emocional. Dicho origen está fundamentalmente en la incapacidad para gestionar debidamente las emociones. Estas tienen tres componentes: un componente de pensamiento, otro de tendencia a la acción y un último componente, al que apenas prestamos atención, que es el fisiológico. Toda emoción viene acompaña por una reacción fisiológica. El miedo nos activa el corazón, la vergüenza nos hace sudar… Esa parte de la fisiología, incrementa la intensidad de la emoción, pudiendo bloquear la capacidad de pensar y generar en el individuo una de falta de control.

En ese contexto, según una investigación de la UPV/EHU (España) coordinada por el doctor Aitor Aritzeta, profesor de la Facultad de Psicología, el uso de técnicas de respiración profunda, visualización positiva y relajación muscular, y su monitorización mediante el biofeedback, mejora la regulación de las emociones y reduce los niveles de ansiedad del alumnado, favoreciendo así un mayor rendimiento académico. El estudio, titulado ‘Reducing Anxiety and Improving Academic Performance Through a Biofeedback Relaxation Training Program’, ha sido publicado en la revista científica ‘Applyed Psychophysiology and Biofeedback’.

“El objetivo de la investigación -explica el profesor Aitor Aritzeta- es ofrecer al alumnado universitario la posibilidad de aprender y utilizar sencillas técnicas que les ayuden a manejar la ansiedad y el estrés ante los exámenes, con el fin de que mejoren sus resultados académicos. La literatura científica ha mostrado que existen técnicas que permiten manejar y reducir el estrés, pero no se había estudiado si una técnica como el biofeedback, con una base tecnológica innovadora, podría resultar efectiva para reducir el nivel de ansiedad y de estrés y mejorar el rendimiento académico en la formación universitaria”.

El biofeedback (retroalimentación biológica) es una técnica conocida, pero en este estudio se emplea en base a una tecnología innovadora que ofrece al estudiante información in situ, en el momento, sobre su nivel de estrés fisiológico. “Es una información que observas en interacción con un ordenador, que te informa de forma sencilla sobre tus niveles de ansiedad y estrés para que puedas interpretarlos. Así, tienes la posibilidad de generar una retroalimentación biológica sobre cómo están afectando las técnicas que estás utilizando en la reducción de la ansiedad y el estrés fisiológico que sientes. Además, te permite aprender a controlar mejor tus niveles de ansiedad y estrés ante situaciones ansiógenas, como exámenes, conflictos, problemas de salud o en la familia, noticias imprevistas…”.

En el estudio, un total de 152 estudiantes universitarios (media de edad 19 años y 74% mujeres) participaron en el programa de biofeedback y 81 estudiantes de características similares (media de edad 19 años y 71% mujeres) siguieron con la formación habitual, sin participar en el mismo. El programa desarrollado con las técnicas de relajación y en base al biofeedback se llevó a cabo durante 12 semanas y constó de 5 sesiones presenciales. “Antes de iniciar la formación en regulación fisiológica de las emociones, se midió el nivel de ansiedad de las personas participantes en el estudio. Dos semanas después, trabajamos la técnica de respiración profunda. Posteriormente, se abordó la visualización positiva. Finalmente se trabajó la relajación muscular. Al llegar a la semana doce, medimos el nivel de ansiedad, combinando las técnicas de respiración profunda, visualización positiva y relajación muscular y, posteriormente, el alumnado realizó los exámenes previstos en su formación.

[Img #47545]

(Foto: UPV/EHU)

Los resultados obtenidos indican que el programa empleado con base en el biofeeback reduce, los niveles de ansiedad y los niveles de estrés fisiológico (un promedio del 42%) y mejora el rendimiento académico (un promedio 1,4 puntos sobre 10). El alumnado que utilizó esas técnicas demostró más capacidad de regular sus emociones que quienes no participaron en el programa”, subraya el investigador de la UPV/EHU.

Así, el alumnado, gracias a esa formación, se beneficia directamente al adquirir habilidades para manejar la ansiedad y el estrés de forma efectiva, tanto a nivel fisiológico como subjetivo. Además, al ser capaces de manejar su ansiedad, tienen una mayor capacidad de focalizar y estar centrados en los contenidos del examen, lo que favorece el rendimiento académico. “El alumnado ha agradecido mucho su participación en este programa porque les ha ayudado a conocerse mejor a sí mismos y les ha preparado mejor para la vida y para su inserción laboral”, concluye el profesor Aitor Aritzeta. (Fuente: UPV/EHU)

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리