Viajar siempre es una aventura que comienza no solo en el momento en el que embarcamos, sino días antes cuando tratamos de tener todo bien atado y controlado. Si nuestra singladura es en avión, los elementos a tener en cuenta antes de emprender el viaje son todavía más y más complejos (tarjetas de embarque, transfers, traslados, reservas…) ¿Puede facilitarnos en algo la tecnología todos estos trámites obligados? La excelente noticia es que sí, y mucho, además. Vamos a conocer unos de los mejores dispositivos y aplicaciones que pueden hacer que nuestro vuelo sea una experiencia mucho más relajada y con la seguridad de tener todo bajo control.

La organización del viaje

Tripit: Cuando se emprende un viaje hay que tener bien clara toda la información relacionada con el mismo: en primer lugar, el horario de los vuelos, su duración y posibles conexiones, así como las puertas de embarque y posibles retrasos; pero además la dirección del hotel, la ubicación y hora de las reuniones y demás aspectos relacionados con el mismo. Una aplicación -con su correspondiente servicio en web-, Tripit, sirve como agenda de viaje en la que tendremos toda la información relativa al mismo a un solo toque y ordenada cronológicamente. Los suscriptores de la versión de pago podrán, además, conocer con antelación las puertas de embarque y sobre todo los posibles retrasos del mismo. Quien viaje con frecuencia encontrará en esta app una herramienta imprescindible con la que podrá relajarse al contar con todo, absolutamente todo, registrado en el servicio.

AENA: No todo el mundo sabe que AENA, la empresa pública que gestiona los aeropuertos en España, dispone de una de las aplicaciones más útiles y eficaces para quien utilice los aeródromos del país. Esta aplicación móvil resume, básicamente, la información en tiempo real que ofrecen los paneles informativos de los aeropuertos, pero sin duda su gran fuerte reside en poder añadir nuestro vuelo y recibir notificaciones en el móvil con la información de la puerta de embarque y posibles retrasos del vuelo.

WiFox: aunque con la desaparición del 로밍 en Europa el acceso a internet ha dejado de ser un gran problema, siempre viene bien poder conectarse a las diferentes redes wifi de los aeropuertos. Esta app reúne y actualiza las claves de acceso de los principales aeródromos del mundo, y lo que es mejor, las de sus salas VIP, con lo que se puede, en un momento de apuro, conectarse a internet para trabajar o contactar con la familia.

Acceso al avión y durante el vuelo

Adiós a las tarjetas de embarque: cuando uno se dirige por fin al aeropuerto con el objetivo de acceder a su vuelo, sabe que se enfrenta antes al penoso -pero necesario- control de seguridad. Para acceder a la zona de seguridad y embarcar en el propio avión, es necesario contar con la consiguiente tarjeta de embarque, y llevarla en papel puede resultar un auténtico engorro (se debe sostener en la mano, la podemos perder, se puede arrugar…). En pleno 2017 y en la era de los smartphones esto es ya un despropósito que todavía muchos viajeros siguen cometiendo: ¿por qué no llevar la tarjeta de embarque en el móvil? La gran mayoría de las aerolíneas cuentan con sus correspondientes apps mediante las cuales se permite llevar la tarjeta de embarque en la pantalla del móvil y en cualquier caso, existen aplicaciones genéricas en las cuales se pueden añadir, como Pass Wallet para Android y Passbook en el iPhone. Los usuarios del Apple Watch podrán además acceder a los vuelos mostrando su tarjeta en la pantalla del reloj.

Nunca viajar sin baterías externas: los más viajeros saben que un vuelo convencional de un par de horas puede derivar en una aventura de doce o catorce horas debido a problemas meteorológicos, huelgas, averías o cualquier incidente que le deje a uno deambulando por la terminal o sentado en el avión sine die en la pista de despegue. Las baterías portátiles son ya un imprescindible para los que viajan con mucha frecuencia y básicamente permiten cargar el móvil, Tablet o cualquier otro dispositivo sin necesidad de estar cerca del enchufe. En este terreno, el último grito son las baterías inalámbricas, que gracias a la tecnología Qi, permiten cargar el móvil sin necesidad de emplear cables: basta con colocar la batería en la trasera del móvil y éste se carga de forma inalámbrica. El fabricante estadounidense Mophie cuenta con toda una gama de productos con los cuales se puede cargar el móvil sin necesidad de cables.

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리