El ataque, que combinó el estallido de una bomba con disparos, deja al menos 235 muertos.

Mezquita Rauda, en Bir al Abed

Más de 100 personas heridas fueron evacuadas de la mezquita Rauda, en Bir al Abed, tras el múltiple ataque perpetrado ayer en el Sinaí.

Al menos 235 fieles que asistían a la plegaria semanal en una mezquita de la región egipcia de Sinaí (este) murieron este viernes a manos de hombres armados, en el ataque más mortífero en la historia reciente de Egipto.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, prometió una respuesta “brutal” a este atentado, aún no reivindicado.

"Las fuerzas armadas y la policía vengarán a nuestros mártires”, declaró Sisi. El ataque ocurrió en la localidad de Bir al Abed, al oeste de El Arish, capital de la provincia del Norte-Sinaí, región donde las autoridades combaten, entre otros grupos, a la rama egipcia del grupo yihadista Estado islámico.

Una bomba estalló en la mezquita Rauda, antes de que los atacantes comenzaran a disparar contra los fieles, indicaron responsables. Testigos indicaron que los atacantes instalaron alrededor de la mezquita vehículos todoterreno y luego colocaron una bomba fuera del recinto.

Los hombres armados dispararon entonces contra la multitud en pánico, que intentaba huir. La televisión estatal dio un saldo de 235 muertos y 109 heridos, sin precedentes en cuatro años de ataques islamistas. La presidencia egipcia decretó tres días de duelo nacional por las víctimas de la mezquita de Rauda, indicaron medios oficiales.

Según imágenes y videos difundidos en las redes sociales, se muestra una hilera de cuerpos alineados y ensangrentados en el interior de la mezquita. La página de Facebook de la Unión de las Tribus del Sinaí (UTS) ublicó fotos del funeral, que comenzó recientemente, de las víctimas del ataque, y cifró, hasta el momento, en 300 los “mártires” del atentado, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo extremista.

Según la fuente, entre los fallecidos hay al menos 25 niños, así como seis miembros de una misma familia; y por otro lado, tres hermanos. Esta agrupación indicó a varios medios, entre ellos Efe, que los terroristas “han elegido este momento (para el ataque) por los preparativos del cumpleaños del profeta Mahoma, que será el próximo 30 de noviembre, y eligieron este lugar porque es un centro de educación en contra de la ideología extremista”.

En un comunicado, la UTS adujo que los terroristas cerraron “las puertas de la mezquita y mataron a todos los que rezaban”, y aseveró, además, que tras la llegada de las ambulancias a la zona “un grupo escondido de terroristas dispararon y huyeron”.

Los terroristas han elegido este momento (para el ataque) por los preparativos del cumpleaños del profeta Mahoma

El paso fronterizo entre Egipto y la Franja de Gaza, que debía reabrirse este sábado por primera vez desde agosto, permanecerá cerrado, explicó un responsable palestino.

De momento, ningún grupo reivindicó el ataque. Un jefe beduino que combate al grupo Estado Islámico dijo que la mezquita es frecuentada por adeptos al sufismo, corriente mística del islam considerada como herética por ese grupo yihadista.

Desde 2013 y la destitución por el ejército del presidente islamista Mohamed Morsi, los grupos yihadistas, entre ellos Estado Islámico, atacan regularmente a las fuerzas de seguridad en el norte del Sinaí.

Varios policías y militares murieron en esos ataques. El brazo local del EI reivindicó asimismo varios ataques contra civiles, entre ellos cristianos y adeptos al sufismo.
El grupo mató a más de 100 cristianos principalmente coptos con bombas y disparos en iglesias del Sinaí y otras partes de Egipto, obligándolos a huir de la península.

En febrero, los cristianos de El Arish debieron huir en masa luego de una serie de ataques violentos contra su comunidad.

El grupo EI adhiere a la visión puritana del salafismo y considera el sufismo como herético. Los yihadistas secuestraron y decapitaron el año pasado a un líder sufí, al que acusaron de hacer magia, y raptaron a adeptos del sufismo que luego liberaron tras haberse “arrepentido”.

Los yihadistas de Al Qaeda también amenazan Egipto. Este grupo opera desde Libia, en la frontera oeste del país. Un grupo llamado Ansar al Islam (partidarios del islam, en árabe) reivindicó una emboscada en octubre en el desierto occidental egipcio en la que murieron al menos 16 policías. Las Fuerzas Armadas respondieron con ataques aéreos a modo de represalia, matando al jefe del grupo Emad al Din Abdel Hamid, exoficial militar muy buscado luego que se unió a un grupo afiliado a Al Qaeda en el bastión yihadista libio de Derna.

En octubre de 2015, el grupo Estado Islámico reivindicó un ataque con bomba en el que murieron los 224 ocupantes de un avión ruso que estalló luego de despegar de Sharm el Sheij, a orillas del mar Rojo en el sur de la península del Sinaí.

¿Por qué atacan a los fieles sufíes?

Los sufíes son una corriente minoritaria del islam, como los suníes y los chiíes, que existe prácticamente desde los primeros tiempos de esta religión, fundada en el 622 después de Cristo por la predicación del profeta Mahoma o Mohamed.

De los más de 1.300 millones de musulmanes en el mundo, los sufíes apenas si representan un 5 por ciento
, quizás menos, pero en algunos, países como Egipto y Turquía, se han concentrado algunas de sus principales comunidades. En otros han sido perseguidos, por lo que tienden a la clandestinidad.

A diferencia de ramas ortodoxas, como el sunismo, más apegadas a respetar la ley y el precepto, los sufíes son de naturaleza mística y ascética (purificación del espíritu a través de la negación de lo material).

En ese sentido, tienen mayor similitud con el cristianismo, pero también se les vincula con prácticas esotéricas, por lo que grupos radicales como Al Qaeda o el Estado Islámico (EI) los consideran heréticos e infieles, y por eso han atentado contra sus mezquitas y sus líderes espirituales.

El creyente sufí acepta los cinco grandes pilares del islam: profesión de fe, ayuno en Ramadán, el dar limosna, la oración diaria y la peregrinación a la Meca una vez en la vida, pero aspira a una relación más mística y espiritual con Alá (Dios).

Esto los ha hecho blanco de las doctrinas más radicales. Por ejemplo, el 19 de noviembre de 2016 el grupo terrorista Wilaya Sina (Provincia del Sinaí, en árabe), la filial egipcia del EI, publicó un video de la decapitación de un destacado líder sufí del Sinaí, Abu Haraz, al que acusó de “practicar la magia”.

Asimismo, el 26 de julio de 2014, una mezquita sufí de la ciudad de Al Arish –capital de la provincia del Norte del Sinaí– fue atacada con seis proyectiles RPG, sin que hubiera víctimas.

EFE Y AFP

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리