Toshiba anunció que ha llegado a un acuerdo de venta de su empresa de chips con un consorcio liderado por el fondo de inversiones estadounidense Bain Capital que asciende a 2 billones de yenes (15.100 millones de euros).

En virtud de este acuerdo, Toshiba mantendrá el control del 40,2 % de la filial tras su venta al consorcio, en el que también participan las estadounidenses Apple y Dell, además de la surcoreana SK hynix, entre otras, informó la empresa nipona en un comunicado.

Según los detalles aportados por la compañía, Toshiba aportará a la nueva entidad llamada Toshiba Memory 350.500 millones de yenes (2.643 millones de euros); Bain Capital, 210.000 millones de yenes (1.584 millones de euros) y el fabricante surcoreano SK hynix, 395.000 millones de yenes (2.978 millones de euros).

Por su parte el grupo al que Toshiba ha llamado “inversores estadounidenses”, formado por Apple, Kingston, Dell y Seagate Technology, invertirá 415.500 millones de yenes (3.133 millones de euros) y la corporación japonesa Hoya aportará un total de 27.000 millones de yenes (204 millones de euros).

Con las inversiones de Toshiba y Hoya “las compañías japonesas poseerán más del 50 % de las acciones y seguirán teniendo “la participación mayoritaria”, detalló el comunicado, que añadió que los inversores de EE.UU. no adquirirán ningún título con derecho a voto.

El fabricante surcoreano de semiconductores SK hynix ha realizado el aporte de capital más elevado del consorcio, pero los términos del acuerdo establecen que “no podrá acceder a información que sea propiedad de Toshiba Memory y no se le permitirá tener más del 15 % de los derechos de voto durante 10 años”.

La consumación de la venta está sujeta, no obstante, a ciertas condiciones, como superar las supervisiones antimonopolio a las que su socio Western Digital le ha sometido en un intento de frenar la entrada de terceros en sus operaciones conjuntas y que el pacto obtenga el visto bueno final de los accionistas de Toshiba.

La compañía japonesa escindió este año su rentable rama de chips en una nueva compañía, Toshiba Memory, con el objetivo de inyectar capital para compensar las multimillonarias pérdidas que ha sufrido en sus operaciones nucleares en Estados Unidos.

Si no completa la operación antes del final del actual año fiscal nipón, que finalizará el 31 de marzo de 2018, Toshiba será expulsada de la Bolsa de Tokio, donde ya fue relegada a la segunda sección en agosto. (EFE)

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리