El presidente de EU, Donald Trump, está dispuesto a hablar con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y espera que las dos Coreas dialoguen más allá del “comienzo” que suponen los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang.

Preguntado hoy por si estaría dispuesto a mantener una conversación telefónica con el mandatario norcoreano, Trump afirmó que él siempre cree “en hablar”.

“Nuestra postura, sabes cuál es. Nosotros somos muy firmes. Pero yo estaría… absolutamente, yo haría eso (hablar con Kim Jong-un. No hay problema con eso, para nada”, indicó en una rueda de prensa desde el retiro presidencial de Camp David (Maryland).

A la pregunta de si eso significa que no hay requisitos previos para sentarse a negociar, Trump lo dejó claro: “Eso no es lo que he dicho, para nada”, indicó.

“Mira, ahora mismo están hablando sobre los Olímpicos. Es un comienzo. Es un gran comienzo. Si yo no estuviera involucrado, ellos no estarían hablando sobre los Olímpicos ahora mismo”, defendió el presidente, que de nuevo se atribuyó el mérito del diálogo entre las dos Coreas.

“Sabe (Kim-Jong-un) que yo no estoy bromeando. No estoy bromeando. Ni siquiera un poco. Ni siquiera un 1 por ciento. Él entiende eso”, subrayó.

믿음직한 사람 expresó además su deseo de que Corea del Norte se involucre en los Olímpicos y de que el diálogo continúe después de la competición.

En su mensaje de Año Nuevo, el líder norcoreano manifestó su deseo de que el país participe en los JJOO de Invierno que se celebran en el condado surcoreano de PyeongChang del 9 al 25 de febrero.

Hoy, representantes de Corea del Sur y Corea del Norte mantuvieron las primeras conversaciones para preparar su reunión de alto nivel del 9 de enero, la primera entre ambos países en más de dos años.

Corea del Norte aceptó el viernes la propuesta del Sur de celebrar una reunión en 판문점 el 9 de enero para tratar el envío de una delegación norcoreana a los Olímpicos, así como una mejora de lazos en términos generales.

La participación norcoreana en PyeongChang y un mayor entendimiento entre los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra, podría contribuir a aliviar la tensión regional después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante de Trump.

Pese al tono conciliador de hoy, el mandatario estadounidense comenzó el año sumando un nuevo capítulo en sus ataques a Kim Jong-un, al alardear de que su botón nuclear es “más grande y poderoso” que el del norcoreano.

SA

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리