Conocido por ser un reptil dócil y fácil de manipular, el dragón barbudo, procedente de las regiones desérticas de Australia, se ha convertido en una popular mascota, que destaca por sus avanzadas habilidades sociocognitivas: como el seguimiento de la mirada y el aprendizaje social. Sin embargo, a pesar de gozar de una buena situación en cautividad, en estado salvaje el aumento de las temperaturas podría reducir sus capacidades cognitivas.

Hasta ahora se sabía que las condiciones de incubación podían influir en la anatomía del cerebro y en el desempeño de simples tareas en lagartos jóvenes, pero se desconocían los impactos que tendrían en procesos cognitivos más sofisticados, como los que presentan los dragones barbudos (Pogona vitticeps).

Un estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science, demuestra por primera vez, gracias a una serie de experimentos, cómo afecta la temperatura de incubación del huevo en estos dos aspectos de la cognición social en reptiles adultos.

Los resultados indican que los dragones barbudos que incuban en ambientes más fríos resuelven mejor las tareas cognitivas que los que han sido incubados a temperaturas más cálidas.

Para demostrarlo, los científicos, liderados por la Universidad de Lincoln (Reino Unido), sometieron 13 huevos a dos condiciones de incubación: siete de ellos (el grupo ‘cálido’) a una temperatura de unos 30 °C; y los otros seis (el grupo ‘frío’) a unos 27 °C.

Un año más tarde, cuando los lagartos ya alcanzaron la edad adulta, se les mostró un vídeo de una mujer desconocida que abría una puerta corredera para recibir comida. Después de ver las imágenes, se dio acceso a los reptiles a la puerta corredera y luego tuvieron cinco minutos para abrirla ellos mismos y acceder a una recompensa.

[Img #47521]

En los últimos años los dragones barbudos se han empezado a comercializar fuera de Australia. (Foto: Sophie A Moszuti)

Después de 10 intentos, el grupo que fue incubado en un ambiente más frío completó la tarea significativamente más rápido que los de las incubadoras más calientes. “Nuestros hallazgos revelan que el ambiente de incubación de huevos afecta al aprendizaje social en dragones barbudos adultos”, apunta Anna Wilkinson, autora principal e investigadora en la universidad británica.

Para los científicos, el estudio sugiere que el cambio ambiental generará desafíos a los animales, que tendrán que modificar sus comportamientos.

Aunque los que han sido incubados en ambientes más fríos presenten mayores posibilidades de adaptación para sobrevivir, esa flexibilidad en la capacidad cognitiva se podría ver perjudicada “si las condiciones ambientales cambian demasiado rápido”, concluye Harry Siviter, de la Universidad de Londres. (Fuente: SINC)

es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리