Graham Avery, analista del European Policy Centre y director general...

“La situación de Escocia en 2014 era muy distinta a la de Cataluña ahora porque en Escocia se pactó con Londres”, afirma el analista del European Policy Centre.

Graham Avery (1943, Cardiff) se define como de nacionalidad galesa, pasaporte británico y ciudadano europeo y nada más empezar esta entrevista deja claro que el Bréxit le parece una locura. Avery formó parte del equipo que desde 1969 a 1972 negoció la entrada de Reino Unido en la UE y a partir de entonces trabajó durante 33 años en la Comisión Europea. Allí se especializó sobre todo en temas de política exterior y de ampliación de la UE. Pocas personas saben más de cómo reacciona Bruselas a la hora de incorporar nuevos Estados. Su defensa de las posibilidades de Escocia de formar parte del club europeo si se hubiese independizado de Reino Unido han convertido a Avery en una referencia argumental de los políticos secesionistas catalanes que tratan de convencer a sus ciudadanos de que una Cataluña independiente seguiría formando parte de la UE. Éstos citan a menudo a Avery diciendo que el enfoque de Bruselas ante movimientos independentistas es de “reticencia inicial” seguida de una “pragmática aceptación”. Pero el galés, partidario de un referéndum pactado, tiene una mala noticia para la deriva unilateral que ha tomado la Generalitat y el Parlament catalán: eso solo funciona con independencias consensuadas con el Estado y constitucionales. Avery, que es director general honorífico de la Comisión Europea, advierte de que no está ni a favor ni en contra de la independencia de Cataluña, que la observa desde la neutralidad y que concede la entrevista como analista externo del think tank European Policy Centre (EPC).

¿Cómo de comparable es la situación en Cataluña ahora y la de Escocia en 2014? ¿Pueden aplicarse los mismos principios Escocia-Londres, Cataluña-Madrid?
Los casos de Cataluña y Escocia son diferentes y también sus perspectivas. En cuanto a independencias, la UE no tiene una política sobre independencia sí o no, pero sí tiene un artículo en sus tratados, que es el 4.2, que dice básicamente que debe respetar la Constitución de los Estados Miembros. Y eso es un factor muy importante. Si los escoceses hubiesen votado sí a la independencia, el resto de países, incluido España, habrían reconocido su independencia. Y eso es porque el Gobierno británico había dicho con anterioridad que aceptaría los resultados. Aunque Reino Unido no tiene una Constitución escrita, el referéndum fue aprobado por el Parlamento en Londres y fue un proceso constitucional. Y aquí es donde la situación es tan diferente con Cataluña. Por la Constitución española y por la posición del Parlamento en Madrid.
¿Es la constitucionalidad un factor ‘sine qua non’?
Desde los años 90 la Unión Europea se ha encontrado muchos casos de independencias fuera de la UE. En el caso de Montenegro, por ejemplo, todos los Estados lo reconocieron, incluido España, porque el Estado madre, Serbia, había aceptado, aunque de mala gana, un referéndum. En el caso de Kosovo. La mayoría de Estados de la UE han reconocido su referéndum por las acciones agresivas de los serbios, pero la realidad es que la UE se aferra con fuerza al argumento de la constitucionalidad y lo podemos ver más recientemente en el caso de Ucrania y Crimea. Es un factor capital en el proceso de independencia si esta es constitucional o no.
Lo que los independentistas catalanes dicen es que el orden constitucional en España no es democrático. ¿Es un argumento válido?
Para mí es bastante simple. El resto de 27 Estados Miembros respetarán la Constitución española. Diga lo que diga Cataluña no van a su propia interpretación de la Constitución española. Ellos no quieren que la UE se ponga a interpretar sus propias constituciones nacionales. No sabemos lo que va a pasar el 1 de octubre. Nadie sabe lo que ocurrirá si hay un sí. Pero imaginemos que el Gobierno de Cataluña declara la independencia. Es solo una hipótesis, pero si hace una declaración unilateral de independencia, es bastante claro para mí que ningún miembro de la UE va a reconocer la independencia de Cataluña. Para la UE, que respeta la Constitución española, Cataluña seguiría siendo parte de España.
Entonces si hay una Declaración Unilateral de Independencia (DUI), Cataluña seguiría en la UE…
Hoy en día para ser un Estado independiente tienes que ser reconocido por una mayoría de Estados de las Naciones Unidas. Pero no es solo la UE. No sé si terceros países reconocerían. Alguno puede que lo haga. Pero básicamente con una DUI, la posición de Cataluña respecto a la UE sería menos fácil que con Kosovo, porque para la UE seguiría siendo parte de España. He escuchado sugerencias, creo que de políticos en Madrid, que si Cataluña se declara independiente, entonces será expulsada de la UE. Pero eso no es correcto, porque para el resto de Estados y de instituciones europeas seguirá siendo parte de España. En teoría, Madrid podría pedir esa expulsión, pero no creo que ocurra ni que ningún otro Estado Miembro lo acepte.
¿Ve posibilidades de éxito a la vía unilateral?
No sé qué planean hacer. Y no voy a hacer suposiciones. Todo lo que puedo decir es que en el supuesto de Declaración Unilateral de Independencia, el resto de países no lo reconocerían, aunque sí se preocuparían por el riesgo de disrupción en la UE si, por ejemplo, Cataluña empieza a hacer sus propias leyes. ¿Qué pasaría si Barcelona incluye una legislación contraria a Bruselas? De forma lógica, Bruselas tendría que decirle a Madrid que hiciera algo. Si la posición de Madrid es que Cataluña sigue siendo parte de España, entonces sigue siendo responsable ante Bruselas de lo que ocurra en Cataluña.
Dos preguntas interrelacionadas: ¿Qué cree que pasará y qué cree que debería ocurrir?
A la primera, paso. A la segunda, aunque los Estados miembros se han mantenido callados, de forma acertada, creo que en privado en las capitales europeas están preocupados por lo difícil que está siendo encontrar una solución. Mucha gente en Europa esperaría un mejor diálogo entre Madrid y Barcelona. Estoy en desacuerdo con muchas de las cosas que hizo David Cameron, pero respeto que aceptase el hecho de que tenía que haber un referéndum en Escocia. Fue una apuesta, de acuerdo, pero yo creo que pensó que cuanto más tiempo estuviese diciendo a Escocia que no podía tener un referéndum, más estaría incitando a la gente a pedirlo. Madrid debería reflexionar sobre ello.
es

워드 프레스

우리는 개선 주셔서 감사합니다, 웹 사이트의 품질을 개선하고 검사 기사, 뉴스 및 품질에 활성 사용자를 보상하는 시스템에서 작업 Business Monkey News!

항목이 잘못되면,이 오역이나 누락 된 정보, 당신은 (우리가 수정합니다) 댓글을 통지, 편집 할 수 있습니다 또는 당신이 할 수있는 여기에 원래 문서를보기 : (원래 언어 조)

변경 2 시간에 업데이트됩니다.

편집 스토리