Extraña condición dejó a esta mujer sin musculatura. Cuando tiene que dar a luz, el milagro ocurre

Cuando nació, los médicos pensaron que ella no llegaría al año de vida.

Cuando el bebé llora o debe bañarse, es poco lo que Sheree Psaila puede hacer para calmarlo o asearlo porque apenas tiene fuerzas para levantarse o flectar sus brazos. Sin embargo, tuvo la fuerza para hacer dos cosas mucho más difíciles: superar todos los pronósticos médicos que preveían un futuro tenebroso y dar a luz a un niño.

La joven de 22 años nació con artrogriposis múltiple congénita, que le provocaron serios problemas en los tejidos musculares y articulaciones de su cuerpo y la tienen casi sin fuerza muscular.

Caters News Agency

Pero ella siempre optó por llevar una vida lo más normal posible y, por eso, se enamoró y casó con un hombre llamado Chris, de quien luego quedó embarazada.

Y lo que es un proceso seguro y hermoso para muchas mujeres se anticipaba durísimo para ella. Y lo fue, porque sufrió un aborto espontáneo.

Caters News Agency

""Los doctores me dijeron que probablemente no podría tener hijos, aunque nunca me dieron un motivo”, recuerda Psaila, quien no se dio por vencida.

Y aunque el dicho diga que “la tercera es la vencida”, en su caso fue la segunda vez. Porque este año nació Hayden, un bebé sano y sin ninguna malformación, a pesar del problema de la madre y el del padre, quien a su vez tiene problemas hereditarios en su espina dorsal.

Caters News Agency

Con tan sólo 1,22 metros de altura y grave debilidad muscular, hay cosas que ella simplemente no puede hacer. “Puedo cambiarle el pañal, pero me demoro y necesito ayuda. Y ahora que está más grande, no puedo agacharme para bañarlo. Antes mi marido lo sujetaba, pero ahora se hace más difícil”, cuenta.

Caters News Agency

No obstante, las alegrías son mucho mayores que las dificultades. “Me gustaría poder hacer todo lo que Chris hace con él cuando vamos a nadar, por ejemplo. Pero me encanta ser mamá”.

Caters News Agency

“La gente confunde mi condición con una enfermedad o discapacidad intelectual, pero ese no es el caso“, dice Sheree Psaila.

Y concluye: “Solo soy una madre discapacitada que tiene que bajar el manillar en el cochecito. Eso es todo”.

En el colegio, sufrió constante bullying. Y en las consultas médicas, los pronósticos médicos eran desoladores. Pero la joven venció todas esas adversidades y, al parecer, está preparada para enfrentar cualquier cosa.

{(_402_Show)} をみてください; (e) {} をキャッチ

それをお見逃しなく

es

قالب وردپرس

シェア

Web サイトの報酬のアクティブ ユーザー、おかげで品質の向上に努めています!

ことができます記事が間違っているか不足している情報を場合、またはそれを編集したり、コメントで私たちに通知 ここでオリジナルを参照してください。

改善ありがとうございます Business Monkey News!

資料を変更します。