Trump, ayer, a bordo del Air Force One, luego de partir de Manila
Trump, ayer, a bordo del Air Force One, luego de partir de Manila. Foto: Reuters / Jonathan Ernst

WASHINGTON.- Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente norteamericano, abrió un nuevo capítulo del Rusiagate y complicó más a su padre al difundir una serie de mensajes que intercambió a través de Twitter con el sitio ウィキリークス durante la campaña electoral del año pasado.

El hijo de Trump decidió difundir anteayer los mensajes -en posesión del Congreso- horas después de que la revista The Atlantic reportó sobre ellos. En los intercambios, algunos de los cuales ocurrieron aproximadamente al mismo tiempo en que WikiLeaks difundía mails robados al jefe de campaña de ヒラリー ・ クリントン , el sitio alaba a Trump y le pide al hijo que entregue las declaraciones de impuestos del padre.

Las revelaciones seguramente aumentarán los pedidos para que el Congreso cite a testificar a Trump Jr. como parte de la investigación sobre la interferencia rusa en el proceso electoral de 2016. Además, añaden un nuevo ángulo para las pesquisas sobre si la campaña de Trump conspiró con los rusos.

En un reporte divulgado en enero, la Agencia de Seguridad Nacional, la CIA y el FBI concluyeron que la inteligencia militar rusa entregó a WikiLeaks información sobre dirigentes del Partido Demócrata. WikiLeaks negó que Rusia haya sido la fuente de los contenidos que obtuvo, entre ellos los del jefe de campaña de Hillary, John Podesta.

Los mensajes privados publicados por Trump Jr. muestran que le respondió tres veces a WikiLeaks y que en cierto momento le prometió que preguntaría sobre un comité político que WikiLeaks menciona. Además, le consultó al sitio si era cierto el rumor de que próximamente divulgaría información secreta. Los mensajes empiezan en septiembre de 2016 y se extienden hasta julio de este año.

Según The Atlantic, la organización fundada por Julian Assange animó a Donald Trump Jr. a difundir sus filtraciones, aconsejó que el entonces candidato presidencial cuestionara el resultado de las elecciones en caso de que perdiera y hasta pidió ayuda para que Assange fuera designado embajador australiano en Estados Unidos.

Ayer, la ex vocera de WikiLeaks Kristinn Hrafnsson dijo que nunca se reunió con nadie de la campaña de Trump y agregó que no podría decir si alguien más en el equipo de WikiLeaks se reunió con personal de Trump. Ella dejó su puesto de tiempo completo en la organización a principios de 2016, antes de que el magnate se convirtiera en el candidato republicano.

Por su parte, Trump Jr. les restó importancia a los mensajes que él mismo divulgó. “Aquí está toda la cadena de mensajes con @wikileaks (con mis tres enormes respuestas) que una de las comisiones del Congreso eligió filtrar”, tuiteó. “¡Vaya ironía!”.

Los mensajes directos habían sido entregados a las comisiones del Congreso que investigan la intervención de Rusia en las elecciones de 2016 y si hubo algún nexo con la campaña de Trump.

El abogado de Trump Jr. dijo que se entregaron miles de documentos a las comisiones.

En paralelo, ayer, en el marco del Rusiagate, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, fue interrogado en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes. Sessions dijo que “siempre dijo la verdad” al declarar sobre cuánto sabía sobre los contactos de la campaña de Trump con funcionarios rusos.

Sin embargo, el fiscal general ahora reconoció que recuerda una interacción con George Papadopoulos, el asesor que admitió a los investigadores del FBI que informó a Sessions sobre contactos para organizar una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Ahora recuerdo la reunión de marzo de 2016 a la que asistió el señor Papadopoulos, pero no recuerdo claramente los detalles de lo que dijo en esa reunión”, dijo Sessions.

Agencias AP, Reuters y AFP

この注: で

es

قالب وردپرس

シェア

Web サイトの報酬のアクティブ ユーザー、おかげで品質の向上に努めています!

ことができます記事が間違っているか不足している情報を場合、またはそれを編集したり、コメントで私たちに通知 ここでオリジナルを参照してください。

改善ありがとうございます Business Monkey News!

資料を変更します。