El secretario de Educación de México, Aurelio Nuño, dejó su cargo este miércoles para meterse de lleno en la campaña presidencial del PRI, que liderará José Antonio Meade, como jefe de la misma. Al igual que ocurriese hace 10 días con el exresponsable de Economía, el presidente, Enrique Peña Nieto, aceptó la renuncia del cargo y le deseó suerte en los “nuevos proyectos”, sin aclarar, no obstante, cuáles serán.

Nuño, a diferencia del precandidato elegido es una de las personas más cercanas al mandatario, de quien fue asesor de su campaña hace seis años. Tras la victoria de Peña Nieto, se convirtió durante los tres primeros años del sexenio en el jefe de Gabinete del presidente, hasta que este lo nombró secretario de Educación. Al frente de la cartera, fue el encargado de desarrollar la reforma educativa. En un reciente encuentro con corresponsales extranjeros, Nuño hizo especial énfasis en la necesidad de profundizar en estos cambios, como principal bandera del partido de cara a la próxima campaña. Otto Granados, hasta ahora subsecretario de Planeación y Educación Pública, ha sido nombrado nuevo titular de la cartera.

El ya ex secretario de Educación fue uno de los nombres que más sonó para convertirse en el aspirante presidencial del PRI, hasta que Peña Nieto destapó a Meade. A favor de Nuño jugaba ser parte del círculo más próximo al mandatario, uno de los estandartes del “nuevo PRI”, que enarboló el presidente durante su campaña. Precisamente esa imagen de continuidad que, claramente, representaba el responsable de Educación fue uno de los motivos que propició que Peña Nieto se decantase por Meade. Además, Nuño sufrió un gran desgaste el pasado año durante el conflicto con los maestros a raíz de la implementación de la nueva reforma educativa.

Un día antes de presentar la renuncia, Nuño se reunió con el precandidato del PRI. “Compartiendo trayecto”, tuiteó Meade sobre una foto de él llevando su coche junto al que todo parece indicar que será su jefe de campaña. La imagen representa otro intento del PRI para tratar de trasladar una imagen de unidad dentro de la formación gobernante, ante las grietas que haya podido dejar la decisión del mandatario. Antes, Meade se había reunido con otros dirigentes que aspiraban a luchar por la presidencia, como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong o pesos pesados en el partido, como el expresidente del mismo Manlio Fabio Beltrones.

El hecho de que el PRI optase por romper sus candados y permitir que un simpatizante, como Meade, pudiese optar a ser el candidato presidencia, levantó muchas críticas dentro del partido tricolor. “Lo que el PRI ha hecho es algo que no ha hecho ningún otro partido. Se ha abierto. Eso le da a la liturgia una nueva interpretación. Es una liturgia moderna y audaz, inédita. Implica una renovación”, aseguró Meade en una reciente entrevista con este diario.

es

वर्डप्रेस

शेयर करें

हम एक प्रणाली पर काम कर रहे वेबसाइट की गुणवत्ता में सुधार और जाँच लेख, समाचार और गुणवत्ता से सक्रिय उपयोगकर्ताओं को पुरस्कृत करने, सुधार के लिए धन्यवाद Business Monkey News!

यदि आइटम गलत है, इस नाम से गलत या लापता जानकारी, आप इसे संपादित कर सकते हैं, एक टिप्पणी को सूचित करें (हम सही कर देंगे) या आप कर सकते हैं मूल लेख यहां देखें: (मूल भाषा में लेख)

परिवर्तन 2 घंटे में अद्यतन किया जाएगा।

संपादित कहानी