Foto: Fotografía sin fecha cedida por la Armada Argentina que muestra el submarino de la Armada desaparecido. (EFE)
Fotografía sin fecha cedida por la Armada Argentina que muestra el submarino de la Armada desaparecido. (EFE)

23/11/2017 - 15:09 H. – Actualizado: 48 M.

Es una carrera contra reloj. Los días van pasando y estamos llegando al límite de la capacidad que tienen tanto el submarino como sus 44 tripulantes, una línea roja que los argentinos sitúan en torno al día 28“. El comandante de la flotilla de submarinos de la Armada española, el capitán de navío Alejandro Cuerda Lorenzo, resume así a El Confidencial la búsqueda del submarino argentino que permanece desaparecido desde la pasada semana. A falta de que se conozcan nuevos datos, la operación de salvamento se encuentra en una fase crítica, y es que todo apunta a que la tripulación se está quedando sin oxígeno.

El ARA San Juan, un submarino de fabricación alemana incorporado a la Armada argentina en 1985, partió el 13 de noviembre de Ushuaia, en el extremo sur de Argentina, para regresar a su base en Mar del Plata. Sin embargo, dos días después de su partida, en la mañana del miércoles 15, la embarcación informó de su posición en una comunicación por satélite y desde entonces se desconoce su paradero. “La principal hipótesis es la de que el submarino esté asentado en el fondo del mar por una avería, lo que implica que la tripulación no puede hacer nada”, explica Cuerda.

T.F.

En el caso de confirmarse dicha afirmación, los 44 submarinistas que se encuentran en la nave solo pueden esperar y, mientras tanto, intentar reducir al máximo el consumo de oxígeno. “En este caso, lo lógico sería que el comandante del submarino diera órdenes a la tripulación para que adoptaran una posición de reposo: evitar la actividad física y el movimiento. De esta manera conseguirían elevar el tanto por ciento de oxígeno en el compartimento cerrado”, señala el comandante de la flotilla de submarinos de la Armada española.

Más allá de evitar la actividad física, Cuerda explica que los submarinos cuentan con una serie de herramientas para situaciones en las que el suministro de oxígeno corre peligro: “Cuando no hay contacto con el exterior, se usan elementos como candelas, que permiten producir oxígeno de forma química. Al mismo tiempo, en los submarinos hay absorbentes de CO2, que es otro material que se utiliza para reducir la cantidad de dióxido de carbono “. En lo que se refiere al ARA San Juan, “la nave lleva 54 candelas de oxígeno en la parte de proa y 46 candelas en la parte de popa, pero eso es lo que sabemos según los datos teóricos”, matiza Cuerda.

Si se sigue el procedimiento aquí explicado, los argentinos calculan que los 44 tripulantes podrían ser rescatados con vida si la la operación finaliza antes del día 29. A partir de ese momento, la Armada teme que la nave se convierta en una tumba submarina.

"La vocación del submarinista"

Ante todo mucha calma y serenidad“. Ese es el primer aspecto que subraya Cuerda cuando se le pregunta sobre cómo actuar en un submarino como el argentino. En este sentido, el capitán de navío insiste en que “el submarinismo no es una profesión, sino una vocación“, y asegura que todos ellos comparten una serie de características que les diferencian del resto de la Armada: “Vivimos en un espacio confinado, con falta de aire, comodidad, intimidad, agua… Eso crea una serie de lazos de camaradería y de compañerismo muy importantes”, afirma.

Partiendo de este razonamiento, Cuerda considera que la tripulación argentina será capaz de mantener la calma mientras se alargue la operación. “Estamos acostumbrados a vivir con averías e incidencias, y esto aporta unas dosis de serenidad que te permite hacer frente a una situación crítica como la que están viviendo”, asegura al final de la entrevista.

La última vez que se tuvo contacto con el submarino de la Armada argentina fue en la madrugada del miércoles pasado. Pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con los 44 tripulantes a bordo, en la madrugada del jueves se puso en marcha el protocolo de búsqueda y más de una semana después continúa activo. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, que el lunes visitó a los familiares de los tripulantes, aseguró que su Gobierno está comprometido a utilizar “todos los recursos nacionales e internacionales” que se necesiten para hallar el submarino “lo antes posible”.

El buque había partido el lunes 13 de noviembre del austral puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad de Mar del Plata, ubicada en el sur de la provincia de Buenos Aires. El Ministerio de Defensa argentino detalló la noche del sábado que la última posición conocida del ARA San Juan fue en el área de operaciones del golfo de San Jorge, a 240 millas náuticas, el equivalente a 432 kilómetros.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo