SOCHI, Rusia.- Por segunda vez en más de seis años de guerra en Siria, el presidente Bashar al-Assad salió del país y nuevamente lo hizo para reunirse con su par ruso, Vladimir Putin .

Los mandatarios mantuvieron conversaciones bilaterales anteayer en la localidad turística de Sochi, junto al mar Negro, antes de una cumbre que se celebrará hoy con los presidentes de Irán y de Turquía sobre el conflicto en Siria.

Putin y Al-Assad, en el abrazo en la residencia oficial rusa de Sochi
Putin y Al-Assad, en el abrazo en la residencia oficial rusa de Sochi. Foto: AP / Mikhail Klimentyev

Putin destacó en el encuentro que las acciones militares en Siria “ahora sí se están acercando al final” y que, por tanto, es necesario iniciar los procesos políticos.

Rusia es junto con Irán uno de los principales aliados militares del gobierno de Damasco en la guerra civil. Turquía apoya a la oposición y está en contra de Al-Assad, pero en la actualidad trabaja con Moscú y con Teherán para garantizar un alto el fuego amplio y duradero en el país vecino.

Ayer se notó la afinidad entre Putin y Al-Assad, quienes se dieron un abrazo. Esta es la segunda vez que el presidente sirio viaja a Rusia. En octubre de 2015, Al-Assad se reunió en Moscú con Putin, un mes después de que Rusia comenzó a intervenir en la guerra.

Según la oficina presidencial siria, Al-Assad declaró que la guerra contra el terrorismo tuvo importantes objetivos humanitarios, militares y políticos. “Muchas regiones vuelven a ser seguras”, sostuvo el presidente. Agradeció además a los soldados rusos y dijo sentirse muy feliz de que estén en territorio sirio.

La oposición aún exige la renuncia de Al-Assad, algo que es poco probable que ocurra en vista de los recientes éxitos militares de las tropas gubernamentales y del apoyo de Rusia.

De acuerdo con Moscú, la reunión entre los presidentes también tenía como objetivo asegurar futuros acuerdos de paz. “Se preparó una base para asegurar que lo que mañana [por hoy] se logre en Sochi sea viable y no sólo quede en el papel”, dijo el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov.

Putin dijo que está satisfecho de que Al-Assad esté dispuesto a reunirse con todos los que estén de acuerdo en construir la paz y encontrar soluciones. “Hasta ahora se consiguieron grandes éxitos, tanto en el campo de batalla como a nivel político”, añadió.

Con la ayuda militar de Rusia e Irán, las tropas leales al gobierno en Damasco expulsaron en los últimos meses a la milicia terrorista Estado Islámico (EI) de casi todas las regiones de Siria.

Agencias AP, AFP y DPA

En esta nota:

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo