Foto: Usted

WASHINGTON (DPA).- Donald Trump cumplió ayer por primera vez con una de las tradiciones más coloridas de los jefes de la Casa Blanca: el perdón del pavo del Día de Acción de Gracias. En la fría tarde de Washington, Trump y su mujer, Melania, acompañados por su hijo Barron, fueron al jardín de la Casa Blanca. Allí los esperaba el pavo Drumstick. “Es un placer informar que, al contrario que otros millones de pavos estos días, Drumstick tiene un gran futuro por delante”, dijo Trump. “Drumstick, has sido perdonado”, decretó Trump.

En esta nota:

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo