El presidente estadounidense, Donald Trump, despertó hoy la indignación del Gobierno británico y de muchos sectores en el Reino Unido y Estados Unidos al compartir en Twitter tres mensajes de una política británica de extrema derecha, en los que se muestran actitudes violentas de supuestos musulmanes.

Trump retuiteó hoy, sin ningún comentario, tres mensajes de una política ultraderechista británica, Jayda Fransen, del partido Britain First, al que los tribunales británicos han prohibido entrar en mezquitas de Inglaterra y Gales para evitar provocaciones.

Los mensajes incluían vídeos -cuya autenticidad no ha sido verificada independientemente- con títulos rotundos como “Emigrante musulmán golpea a niño holandés en muletas”, “Musulmán destruye talla de la Vírgen María” y “Pandilla musulmana lanza a adolescente desde un tejado y le da una paliza de muerte”.

La difusión de esos mensajes en la cuenta de Trump, que tiene cerca de 44 millones de seguidores en Twitter, generó polémica a ambos lados del Atlántico, y la oficina de la primera ministra británica, Theresa May, no tardó en reaccionar.

“Los británicos rechazan de forma abrumadora la retórica llena de prejuicios de la extrema derecha, que es la antítesis de los valores que este país representa: la decencia, la tolerancia y el respeto. Es un error que el presidente haya hecho esto”, afirmó un portavoz de Downing Street, el despacho oficial de May.

Indignación también en Estados Unidos

El episodio reforzó para muchos la imagen xenófoba de Trump, que ha defendido la prohibición de entrada a Estados Unidos de ciudadanos procedentes de varios países de mayoría musulmana, religión con la que ha sido muy crítico desde la campaña electoral.

El Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR), la mayor organización civil de EEUU para la defensa de los derechos de los musulmanes, condenó duramente los retuits de Trump.

“Con sus acciones irresponsables e inadmisibles esta mañana, el presidente Trump está claramente diciéndoles a los miembros de su base electoral que deberían odiar al Islam y a los musulmanes”, dijo en un comunicado el director ejecutivo nacional de CAIR, Nihad Awad.

“Los mensajes de Trump suponen incitación a la violencia contra los musulmanes estadounidenses. Sus acciones deberían ser condenadas por todos los políticos y líderes religiosos de EEUU”, agregó Awad, quien recordó además en Twitter que su organización ha registrado este año 3.296 incidentes contra musulmanes en el país.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo