Foto: Autoridades argentinas buscan el submarino ara san juan
Autoridades argentinas buscan el submarino ara san juan

23/11/2017 - 11:07 H. – Actualizado: 3 M.

Una semana y un día después de la desaparición del ARA San Juan, la operación de búsqueda y rescate entra en una fase crítica. La Armada argentina no ha dejado de buscar en toda la zona donde el submarino tuvo su última comunicación, el pasado 15 de noviembre, pero todavía no se ha conseguido ningún tipo de contacto, ni activo ni pasivo, con el buque desaparecido, en el que viajaban 44 personas. Desde entonces, la comunidad internacional también se ha volcado en las operaciones de búsqueda del ARA San Juan, a las que se han sumado más de una decena de países.

El último en ofrecer su ayuda ha sido Rusia: el presidente, Vladímir Putin, ofreció a su homólogo argentino, Mauricio Macri, un buque oceanográfico de alta complejidad para este tipo de operaciones. Cabe recordar que Moscú vivió un episodio similar en el año 2000, cuando su submarino Kursk nuclear, con 118 personas a bordo, desapareció.

El aparato sufrió una explosión en su compartimento de torpedos, que provocó la destrucción de la proa del submarino y provocó que se hundiera, a pesar de ser uno de los buques más modernos de la Armada rusa. La experiencia rusa no fue muy favorable: la cúpula militar de Moscú ocultó la dimensión real del accidente y el Kremlin no dio el visto bueno para la operación de ayuda internacional que podría haber salvado la vida de los 23 tripulantes que no fallecieron en la explosión. El caso del ARA San Juan es, ciertamente, distinto, porque todavía se desconoce la razón de su desaparición e incluso su localización, más de una semana después. Sin embargo, una de las hipótesis es una explosión que habría dejado al submarino sin baterías, asentado sobre el lecho del mar y sin posibilidad de emerger.

Además de Rusia, otros 12 países han ofrecido su ayuda con diferentes contribuciones. Os explicamos cómo está aportando cada uno de ellos a la ardua operación de rescate del submarino argentino:

Estados Unidos, cinco unidades activas

Un Boeing P-8A Poseidon de la Marina estadounidense (Reuters)
Un Boeing P-8A Poseidon de la Marina estadounidense (Reuters)

El Gobierno estadounidense ha enviado a Argentina cinco unidades, todas ellas activas. Se trata de dos aviones Boeing P-8A Poseidon patrulla marítima, un avión militar proyectado para llevar a cabo diferentes misiones, entre ellas a lde guerra antisubmarina y interceptación de embarcaciónes. Están equipados con sensores y equipos de comunicación de última generación.

Además, Washington ha enviado dos aviones P-3 Orion, otro tipo de aeronave de patrulla marítima utilizado por la Marina estadounidense para reconocimiento, guerra antisuperficie y guerra antisubmarina. Se trata de los aviones que utiliza la NASA como plataforma de investigación suborbital.

Por último, Estados Unidos tiene desplegado un equipo de salvamento submarino: una Cámara de Rescate Submarino (CRS) y un vehículo submarino no tripulado de intervención. La CRS una cámara presurizada capaz de rescatar hasta a seis personas a la vez y llegar a un submarino auna profundad de 260 metros.

Brasil, cuatro unidades marinas y dos aéreas

Por su parte, Brasil ha contribuido con seis unidades, cuatro marítimas y dos aéreas, una de cada están solo disponibles pero no se han utilizado. El Gobierno brasileño ha enviado otro P-3 Orion, además de un avión de transporte táctico CASA C-295, también que se puede utilizar para patrulla marítima. Uno de sus objetivos es operar a baja altura.

Además, Brasilia ha enviado cuatro embarcaciones: el NPO Almirante Maximiano H-41, antes conocido como Ocean Empress, un rompehielos con cinco laboratorios y equipamiento para investigación polar, adquirido por la Marina de Brasil de una empresa rusa, pero de construcción estadounidense; la fragata Rademaker 49, adquirida de la Marina británica, con capacidad para trasladar dos helicópteros y hasta 273 personas; un carguero Wyatt Caramelos y un buque Kelly Ann dulces.

Reino Unido, dos barcos y un avión

Desde el otro lado del Atlántico, la Marina británica ha contribuido a las operaciones de rescate con un avión C-130 Hércules, un avión de transporte tetramotor con capacidad de despegue y aterrizaje en pistas no preparadas; y con dos embarcaciones: dos buques de tipo polar, la HMS Clyde P257, buque patrulla de alta mar de la Armada británica, y la HMS Proctector, rompehielos de investigación polar y buque de apoyo submarino.

Protector, de la Marina británica, que apoya en las labores de búsqueda del ARA San Juan
Protector, de la Marina británica, que apoya en las labores de búsqueda del ARA San Juan

Chile, otros dos barcos y un avión

El Ejército chileno ha enviado un persuasor Casa C-295, un avión de patrulla marítima turbohélice —ejemplar del que dispone también la Fuerza Aérea de Portugal y de Omán—. Para labores en agua, Santiago de Chile ha puesto a disponibilidad de la Armada de Argentina su AGS-61 ‘Cabo de Hornos’, con habitabilidad para 68 personas y una autonomía de 35 días en navegación sin reabastecimiento, que cuenta con un laboratorio químico y una sala de operaciones de sensores acústicos. Se trata de una plataforma de investigación que se utiliza, principalmente, para oceanografía operacional —entre otros aspectos, para evaluación hidroacústica—. Además, también ha puesto a disponibilidad del Gobierno de Mauricio Macri un buque de Enap Sipetrol que suele llevar operaciones ‘offshore’ en el estrecho de Magallanes.

Francia: un sistema de rescate submarino

Además de un Falcon 50 —un avión ejecutivo utilizado para búsqueda—, el Gobierno galo ha contribuido a las operaciones de rescate con un sistema de rescate submarino de la OTAN, en servicio desde 2008, un sistema transportable por aire y capaz de lanzarse y recuperarse en una altura de ola de hasta cinco metros y con posibilidad de alcanzar un submarino en dificultados en un periodo de 72 a 96 horas desde la alerta.

Alemania, Colombia, Perú, Uruguay y Noruega

Estos cuatro países han aportado cada uno una aeronave: Alemania ha proporcionado un P-3 con sistema magnético que opera en vuelos bajos muy cerca de superficie del mar; Colombia, con un CASA CN-235 de transporte táctico y patrulla marítima, destinado a misiones de corto y medio alcance; Perú un Fokker 60, con doble ventana de observación y un radar de búsqueda de superficie instalado en el domo del fuselaje y, por último, Uruguay con un avión de patrulla Beechcraft B200, con radal ventral y soportes para armamento.

Por otro lado, Noruega ha puesto a disposición de la Armada argentina un SKANDI Patagonia, un buque remolcador de rescate que transporta la cápsula de rescate submarino —que ha enviado Estados Unidos al operativo—.

Italia, el radar de la ONU por satélite

En colaboración con Argentina, Italia pone a disposición un sistema de satélite para gestión de emergencias en el marco del plan conjunto de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la Agencia Italiana Espacial. Se trata de un sistema con una antena radar de apertira sintética desplegable.

España: contenedores estancos

La Armada española, por su parte, ha enviado tres contenedores tipo POD, que son contenedores estanco de suministro de material, oxígeno y víveres que se puede transferir al submarino afectado a través de la esclusa de salvamento.

Sin embargo, los contenedores no podrán utilizarse si no se avanza en la localización del submarino. En caso de utilizarse, un robot submarino transporta los POD hasta una de las esclusas del buque y, una vez igualada la presión, el personal del submarino recibe el contenedor.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo