La primera ministra britnica, Theresa May.

La OBR rebajará del 2 al 1,6% su previsión de crecimiento del PIB en 2017 y de un 1,6 a un 1,4% para 2018.

El Gobierno del Reino Unido presentará mañana su proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2018-19, con el deseo manifiesto de consolidar la economía ante la salida del país de la Unión Europea (UE) el 29 de marzo de 2019.

El ministro de Economía, Philip Hammond, expondrá sus prioridades fiscales y de gasto público en una intervención en la Cámara de los Comunes a las 12.30 GMT, lo que posteriormente debatirán y votarán los diputados.

Los analistas no esperan grandes anuncios en el proyecto del Ejecutivo conservador, sino más bien medidas puntuales dirigidas a impulsar sectores económicos débiles y a paliar puntos flacos de la economía británica, como la falta de productividad en la industria.

Antes de detallar su estrategia para el próximo ejercicio, el ministro difundirá las previsiones de la Oficina de responsabilidad presupuestaria (OBR, en inglés) de crecimiento del producto interior bruto (PIB), que se prevé que sean inferiores a las hechas el pasado marzo.

Así, se anticipa que la OBR rebajará del 2 al 1,6 % su previsión de crecimiento del PIB en 2017 y de un 1,6 a un 1,4 % en 2018, según el periódico “Financial Times”.

En cuanto al grueso del presupuesto, se espera que se centre en ofrecer financiación para la construcción de pisos e incentivos a los primeros compradores, a fin de afrontar la crisis de vivienda que vive el país, debido a la escasez de propiedades y los altos precios de venta y alquiler.

Hammond podría indicar además una suavización de las medidas de austeridad en vigor desde 2010 si propusiera levantar el tope del 1 % impuesto al incremento de los salarios de los funcionarios, así como eliminar la congelación de las ayudas sociales para los más necesitados.

En previsión de que no haya gestos suficientes en este sentido, decenas de personas, convocadas por el grupo Asamblea Popular, se manifestaron hoy delante de Downing Street -sede del Gobierno-, donde hicieron una recolecta para un banco de comida.

Entre otras medidas que podrían incluirse en este presupuesto figuran un posible incremento del impuesto sobre el diésel, en aras de la protección medioambiental, y que se adelanten en el calendario desgravaciones fiscales previstas para 2020.

Esta es la primera vez desde 1996 que la propuesta de presupuesto del Estado se presenta en la temporada de otoño, pues en los últimos años se hizo en marzo y en noviembre simplemente se hacía un anticipo.

Al acceder al cargo en 2016, Hammond estableció que, en adelante, el presupuesto se presentará en noviembre, mientras que en primavera se hará una actualización de la situación económica y fiscal.

El Reino Unido afronta el trayecto hacia el Brexit con una economía relativamente estable pero debilitada, un desempleo de solo el 4,3 % pero con la inflación alta (3 %), los sueldos bajos y un crecimiento moderado.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo