Vladimir Putin

REUTERS / POOL NUEVO

Publicado 22/11/2017 19:28:30ESTE

SOCHI (RUSIA)/RIAD, 22 Nov. (Reuters/EP) –

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha recibido este miércoles en su residencia de la localidad rusa de Sochi a los presidentes de Irán y de Turquía, Hasán Rohaní y Recep Tayyip Erdogan, para tratar de impulsar una solución política que ponga fin a la guerra de Siria tras los últimos avances conseguidos por las fuerzas del régimen sirio.

Por su parte, los grupos de oposición sirios, que se han reunido en Arabia Saudí para tratar de fijar una posición unificada ante las conversaciones de paz, han decidido mantenerse en su exigencia de que el presidente sirio, Bashar al Assad, abandone el poder para dar paso a una transición, según informa la cadena de televisión Al Arabiya.

Putin, que ha recibido en residencia de Sochi a los presidentes de Irán y de Turquía dos días después de reunirse allí con Al Assad, ha señalado que los dos mandatarios han aceptado apoyar la propuesta rusa de celebrar un “congreso del pueblo sirio”.

El Gobierno ruso quiere que ese foro, que también tendría lugar en Rusia, sea un diálogo que sirva de apoyo a las conversaciones de paz que se celebran en la ciudad suiza de Ginebra.

googletag.cmd.push (function () {googletag.display ( ‘Inread-INTEXT’);});

La guerra en Siria, que comenzó a mediados de 2011, se ha cobrado cientos de miles de vidas y ha provocado la mayor crisis de refugiados de las últimas décadas, con más de once millones de personas desplazadas de sus hogares.

Hasta la fecha, todos los esfuerzos para lograr una solución diplomática al conflicto han fracasado, con los opositores exigiendo la salida de Al Assad y con el régimen insistiendo en su continuidad, mientras los dos bandos siguen sin tener la capacidad de imponerse en todo el territorio.

Sin embargo, desde que Rusia desplegó sus fuerzas militares para respaldar al régimen sirio en 2014, el equilibrio de fuerzas se ha decantado a favor de Damasco. Hace un año, el Ejército sirio logró expulsar a los rebeldes de su último bastión urbano, la zona oriental de Alepo.

En las últimas semanas, el autoproclamado califato de Estado Islámico se ha derrumbado por los avances del régimen sirio y sus fuerzas aliadas. Las fuerzas gubernamentales controlan ahora de forma efectiva la mayor parte de Siria, salvo algunas pequeñas zonas bajo dominio de los rebeldes y la zona norte que controlan las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos.

LOS OPOSITORES INSISTEN EN LA MARCHA DE AL ASSAD

Los grupos de oposición sirios se han reunido este miércoles en hotel de lujo en Riad, justo dos días después de que el líder del Alto Comité para las Negociaciones, Riad Hiyab, presentara por sorpresa su renuncia.

La dimisión de Hiyab ha llevado a especular con la posibilidad de que los opositores rebajaran sus exigencias y no pusieran sobre la mesa de negociaciones la salida de Al Assad pero finalmente no ha sido así y se mantienen reclamando la marcha del mandatario.

Tras haber ayudado al Gobierno sirio a lograr la victoria militar, Putin parece estar asumiendo un papel de liderazgo de los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra de Siria favoreciendo a Al Assad.

Esta misma semana, Putin ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y con líderes de Oriente Próximo sobre la situación en Siria y las perspectivas para lograr un final al conflicto.

Irán, al igual que Rusia, ha estado apoyando al régimen de Al Assad desde el principio de la guerra. Arabia Saudí, su principal rival en la región, ha apoyado a los grupos rebeldes que tratan de derrocar a Al Assad y ha abogado por la salida del mandatario, además de ser el principal valedor del Alto Comité para las Negociaciones.

Sin embargo, desde que el rey Salman realizó una histórica visita hace unos meses a Moscú, Riad parece haber asimilado el papel dominante de Rusia en Siria.

En línea similar, Turquía, tradicional aliado de los enemigos de Al Assad, ha ido mostrando mayor disposición a cooperar con Rusia para tratar de acabar con la crisis siria. “Esta cumbre tiene como objetivo lograr resultados. Creo que se tomarán decisiones críticas”, ha asegurado Erdogan, en declaraciones a la prensa en Sochi.

Estados Unidos, la otra potencia internacional con fuerzas militares en la guerra de Siria, ha mantenido una cierta distancia con los esfuerzos de Rusia para tratar de alcanzar una solución negociada. Washington ha estado armando, entrenando y desplegando fuerzas especiales para ayudar a los milicianos kurdos que luchan contra Estado Islámico, lo que ha provocado el malestar de Turquía, que recela de estos combatientes por considerarlos cercanos al PKK.

Durante la reunión de opositores en Riad, el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha trasladado a los grupos que tienen que lograr una “línea común” para llevar a la mesa de negociaciones de paz en Ginebra.

“Un equipo fuerte y unido es un socio creativo en Ginebra y eso es lo que necesitamos nosotros, un actor que pueda realmente estudiar más de una vía para lograr las metas que debemos tener”, ha señalado el mediador de la ONU.

De Mistura tiene previsto reunirse este jueves con los ministros de Exteriores y de Defensa de Rusia, Sergei Lavrov y Sergei Shoigu, para discutir sobre los preparativos de las conversaciones de Ginebra, según informa la agencia Sputnik.

googletag.cmd.push (function () {googletag.display ( ‘Inread-INTEXT’);});
es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo