La policía cierra las puertas de acceso a la estación de metro londinense de Oxford Circus, el 24 de noviembre de 2017

Las estación de metro londinense de Oxford Circus reabrió este viernes por la tarde al público después de que la policía no hallase rastro de sospechosos o disparos de los que fue avisada poco antes.

La policía de transportes indicó por la noche que el movimiento de pánico se originó a raíz de “un altercado entre dos hombres” en un andén de la estación de metro de Oxford Circus. Se difundió un video en el que aparecen los dos hombres con un llamado a testigos.

Nueve personas heridas en las estampidas que siguieron a la falsa alarma fueron hospitalizadas, mientras que otras siete fueron atendidas por heridas leves, sin ser ingresadas, según el servicio londinense de ambulancias.

Tras haber tratado en un primer momento el incidente como si se tratara de un acto de terrorismo, las fuerzas de seguridad indicaron después que no habían “identificado ningún rastro de sospechosos, evidencias de disparos o víctimas”, dando por concluida la alarma.

Las estaciones de metro de Oxford Circus y la vecina de Bond Street “reabrieron y todos los trenes se detienen con normalidad”, anunció la compañía de transporte público municipal.

El Reino Unido ha sufrido este año cinco atentados y se encuentra en el segundo grado en la escala de amenaza terrorista que manejan las autoridades.

La policía había explicado anteriormente que recibió avisos de disparos en la estación de metro londinense de Oxford Street poco antes de las 17H00 (locales y GMT) y que respondió a ellos “como si fuera un incidente terrorista”.

“La policía respondió al incidente como si fuera terrorista”, explicó la Policía Metropolitana, precisando que respondió “a varios avisos de disparos” en la estación y que “no se localizaron víctimas”.

Los testigos constataron que la gente salió corriendo de la estación y huyó de la zona, la principal área comercial de la capital británica, siempre repleta de gente y más en época prenavideña.

“La gente empezó a gritar. Me empujaron dentro de la tienda, caí al suelo. No sabíamos lo que ocurría, fue una pesadilla, me alegro de que nadie resultara afectado”, explicó a la AFP Ahlam Ibrahim, una londinense del barrio de Chelsea que estaba de compras.

Nina y Stanislas, una pareja de parisinos que está de vacaciones en Londres, hablaron a la AFP justo después de salir de la tienda en la que se refugiaron, tal y como pidieron las fuerzas de seguridad.

“Íbamos caminando y vimos gente corriendo, decían que había un atentado terrorista”, dijo Stanislas, “había pánico”.

La policía cerró al tráfico durante un par de horas las grandes avenidas de Regent Street y Oxford Circus, ya iluminadas con las luces navideñas, cuyos comercios celebraban este viernes, como medio mundo, el “Black Friday”, el “viernes negro” de grandes rebajas.

Los bomberos también acudieron al lugar con “tres camiones y 15 bomberos”.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo