-16.30 del Viernes Negro, jornada de rebajas previa a la Navidad, en Londres. Oxford Street, una de las calles comerciales más concurridas del mundo, bulle de actividad. Unos metros bajo el suelo, en un andén de metro de la línea Victoria, unos jóvenes se enzarzan en una pelea.

Los viajeros que esperan al tren empiezan a correr hacia las salidas. Al verlos huir, la marea de gente que entra en la estación da media vuelta y empieza a correr también hacia las salidas del suburbano. Muchos son arrollados y caen al suelo con sus bolsas llenas de compras. Empiezan los gritos, los empujones, las escenas de pánico. Las bocas del metro empiezan a expulsar riadas de gente a la calle. Y las hordas de viandantes se contagian del pánico y echan a correr por las calles del centro de la capital británica.

Pánico en el Black Friday

Los servicios de emergencia empiezan a recibir “numerosas llamadas” de gente que dice haber oído disparos “en diversas localizaciones”. Una voz nerviosa desde la megafonía del metro urge a los viandantes a evacuar. En cuestión de minutos, las estaciones de Oxford Circus y Bond Street se cierran. Policías fuertemente armados corren por la calle y suben y bajan por las escaleras del metro. Un helicóptero sobrevuela la zona.

“Había una estampida masiva de gente corriendo y tratando de salir del lugar tan rápido como podía”, explicaba Helen Bushby, productora de la BBC que se encontraba en la zona. “Lloraban, chillaban, soltaban sus bolsas de compras. Era una escena de mucho pánico”. Avanzan las horas y el incidente empieza a ser tendencia en las redes sociales.

Pánico en el Black Friday

-A las 17.00 de la tarde, tan solo media hora después de la pelea en el andén, el cantante de pop Olly Mours tuitea a sus 7,8 millones de seguidores que hay disparos en el interior de los grandes almacenes Selfridges y que él se encuentra en su interior. El incidente empieza a ser tendencia en las redes sociales. A las 17.16 la Policía ya habla de terrorismo desde su cuenta de Twitter. Pide a quienes se encuentren en la zona que la abandonen. “Dada la naturaleza de la información recibida, respondimos como si el incidente fuera terrorismo, incluyendo el despliegue de oficiales armados”, explicaba después Scotland Yard.

Selfridges y otros centros comerciales cierran sus puertas. Los empleados ponen a salvo a todos los clientes que pueden en almacenes y oficinas. “La tienda estaba a reventar y, de repente, la gente empezó a correr hacia afuera”, explica Jon Urrecho, empleado de Selfridges. “La entrada era una locura. Ataques de pánico, gente llorando… No sabíamos qué pasaba, si el peligro estaba dentro o fuera. Así que yo pedí a los clientes de mi tienda que se refugiaran en el almacén. Al poco salí a ver qué pasaba y de pronto la gente empezó a entrar de nuevo en la tienda a la carrera para refugiarse. Después dijeron por megafonía que evacuáramos la tienda, tenemos un protocolo para hacerlo. Nos reunieron a todos los empleados en Hyde Park. La tienda ya no volvió a abrir”.

Pánico en el Black Friday

-A las 17.42 la policía informaba de que no había hallado “pistas de sospechosos, ni de víctimas, ni pruebas de que se hayan producido disparos”. La investigación seguía abierta. Las avalanchas de gente habían causado heridas graves a una mujer. Otras ocho personas habían tenido que ser trasladadas a hospitales y decenas fueron atendidas en la calle.

-A las 18.04 Scotland Yard daba por cerrado el incidente y pedía a los ciudadanos refugiados en edificios que salieran. La policía difunde las imágenes de dos tipos, capturadas por el circuito interno de cámaras del metro, supuestamente implicados en el altercado en el metro. El sábado por la tarde Oxford Circus seguía siendo trending topic de Twitter en Londres. La ciudad comprueba cómo la tensión ante la amenaza terrorista, combinada con la extrema masificación del transporte público y de ciertas calles comerciales en esta época del año, puede desplegar un potencial peligroso, disparado por informaciones erróneas en redes sociales. El nivel de amenaza terrorista en Reino Unido sigue siendo “severo”, el segundo más alto de una escala de cinco, que significa que un ataque es “altamente probable”.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo