El sistema experimental que envía las bacterias patógenas al espacio. Crédito: NASA/Ames Research Center/Dominic Hart

Llevarse bacterias patógenas a los viajes al espacio no parece buena idea. Y sin embargo, es lo que acaba de hacer la NASA. Pero tiene sentido: por la falta de gravedad, el sistema inmune de los astronautas se debilita, y al mismo tiempo ciertas bacterias se ven beneficiadas. Así que la manera de saber cómo luchar contra este problema es diseñar un experimento.

¿Con qué objetivo concreto? La idea de la NASA es dejar crecer a las bacterias, e ir dándoles antibióticos. Progresivamente se irá aumentando la dosis, hasta encontrar aquella que acabe con las bacterias. De esta manera se puede saber la cantidad de medicamento que resulta necesario transportar.

[Te puede interesar: ¿Pudo empezar la vida del espacio?]

Decirlo es sencillo, pero ¿y hacerlo? La verdad es que en este caso el diseño del experimento es muy elegante. Han creado un sistema de experimentación que permite enviar las bacterias al espacio, analizar su resistencia a los antibióticos y obtener resultados sin que ningún ser humano deba participar. Y cuando termine el experimento, el sistema completo se autodestruirá.

Las bacterias que se investigan son dos cepas distintas de Escherichia coli, una bacteria muy común que, en determinadas condiciones, se transforma en patógena. Una de las cepas presenta resistencia a antibióticos y la otra no, con lo que se cubren ambos casos.

Los microorganismos han sido enviados dentro de una caja, y en estado latente. La propia caja contiene un sistema que se encarga de ir, gradualmente, aumentando la temperatura y con ello despertando a las bacterias. Y el medio en el que crecen contiene un tinte, que pasa de azul a rosa cuando las bacterias están creciendo, y vuelve al color original cuando E. coli va desapareciendo.

[Te puede interesar: Las algas sobreviven al frío, al calor y a las radiaciones cósmicas del espacio]

De esta manera, al analizar el cambio de color y el tono de rosa que se obtiene, se puede saber si la dosis de antibióticos es la necesaria o no. Pero claro, tener bacterias patógenas no sería buena idea, y por eso el sistema está pensado para destruirse en 18 meses, tiempo más que suficiente para tener los datos relevantes.

Una vez se tengan los resultados de este proyecto estaremos un paso más cerca de hacer seguros los viajes espaciales. Si estos son el futuro de la humanidad o no ya es otro tema de debate.

Me enteré leyendo aquí.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo