Foto bfishadow

Un filipino de 43 años llegó al Aeropuerto Internacional de Narita el lunes. En el control de inmigración, el hombre no habló claro sobre el motivo de su visita o dónde se iba a quedar en Japón.

Las autoridades decidieron negarle la entrada al país y fue llevado a una sala de espera para ser deportado a Manila.

Unas cuatro horas después de su llegada a Narita, dos guardias de seguridad lo transportaron en coche a otro terminal del aeropuerto. Al momento de bajar, el filipino logró zafarse de sus captores y huir.

La búsqueda en el aeropuerto fue infructuosa. El martes el hombre seguía desaparecido, según Japan Today

El hombre vestía una camisa blanca y tenía una mochila cuando escapó. (Prensa Internacional)

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo