“No hay ninguna duda de que Ratko Mladic tiene que ser condenado por la masacre de Srebrenica. ¿Pero qué pasa con los miles de serbios que fueron asesinados durante la guerra? No puede ser que no haya ni un solo condenado en La Haya. Ese tribunal sólo ha sido creado para condenar a los serbios”, dijo categóricamente el canciller serbio, Ivica Dacic, circunstancialmente de visita oficial en la Argentina.

Foto: LA NACION

Dacic llegó a Buenos Aires para inaugurar ayer la Plaza República de Serbia, entre las avenidas Figueroa Alcorta y Dorrego, en Palermo, y firmar una serie de acuerdos bilaterales. Pero su visita coincidió con el fallo de La Haya que acaparó la atención de la prensa mundial.

Como hombre de los Balcanes, en diálogo con LA NACION no se sorprendió de abordar temas tan dispares como la guerra en la ex Yugoslavia y la amistad con la Argentina. “La palabra Balcanes tiene sus raíces en dos términos turcos”, explicó Dacic. “bola significa «miel», y kan, «sangre». Ya tuvimos suficiente de sangre y ahora queremos miel”, dijo.

-¿Cuál es su reacción frente a la condena de Mladic?

-Serbia nunca estuvo en contra del procesamiento de los inculpados. Y se esperaba este veredicto porque es una ratificación de la política del tribunal y de los países occidentales en los Balcanes durante los últimos 25 años. Pero el tribunal para la ex Yugoslavia, que termina su labor ahora en diciembre, no cumplió con su objetivo de traer paz a los pueblos que sufrieron el conflicto. Sólo atendió los reclamos contra Serbia. Antes de la guerra, en Croacia vivían 560.000 serbios, hoy viven 180.000, ¿qué pasó con el resto?… Fueron expulsados y asesinados. En Sarajevo había 150.000 serbios; hoy hay menos de 10.000. En Pristina, capital de Kosovo, eran más de 40.000 serbios; hoy hay menos de mil.Pocas semanas antes de Srebrenica, los bosnios mataron a miles de serbios. ¿Dónde están los culpables de esas masacres?

-La palabra “balcanización” se convirtió en sinónimo del estallido de una región, donde todas las partes terminan siendo mutuamente hostiles. ¿Cuál es entonces hoy la situación de la ex Yugoslavia?

-Las relaciones entre los pueblos tienen que estar basadas en intereses comunes. No puede haber una relación sólida cuando lo que se busca es saber quién tiene más o menos la culpa. Y nosotros, casi 20 años después de la guerra, estamos todavía en ese período. En el futuro esperamos crear una zona económica común, pero estamos aún muy lejos de eso.

-En ese sentido, ¿Serbia estaría dispuesta a reconocer la independencia de Kosovo?

-La declaración de independencia de Kosovo fue un acto unilateral, como lo de Cataluña. Por eso hay tantos países, como la Argentina, que no reconocen esa declaración. Queremos dialogar, pero este tipo de declaraciones unilaterales traban cualquier acercamiento.

-En relación con su aspiración de formar parte de la Unión Europea, una de las objeciones es su estrecha alianza histórica con Rusia, que recibió sanciones de la UE. Resulta medio complejo que el amigo de mi enemigo sea mi amigo…

-Le respondo con una frase de los ingleses: “No hay amigos eternos y tampoco enemigos eternos. Lo que es eterno son los intereses de Gran Bretaña”. Y nosotros acordamos con esa filosofía. Por eso, no consideramos nuestra amistad con Rusia y nuestro deseo de formar parte de la UE temas excluyentes.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo