As robotics students at the Delft University of Technology in The Netherlands, Julian Jagtenberg and the co-founders of Somnox were frequently exposed to the negative consequences of sleep deprivation. But being roboticists, they started looking for a mechanical solution to their problem. So instead of going for medication that can lead to addiction, Jagtenberg and his team developed Somnox, a soft, cuddly robot built to help people fall asleep.

El robot es en forma de cacahuete y cuenta con un mecanismo secreto que se supone para simular la expansión y contracción de la respiración en el robot. Según sus creadores, las personas que posean el robot contra su cuerpo pronto caen en el mismo ritmo de respiración relajante del robot, lo que debería ayudar a relajarse y conciliar el sueño. Al parecer, su invención cosechó tantas respuestas positivas, que decidieron convertir su proyecto universitario en una empresa.

Después de desarrollar el producto durante unos años, el equipo es ahora la suficiente confianza en su producto para iniciar una campaña de crowdfunding para financiar los costos de producción. Vea nuestro vídeo de arriba para averiguar si funcionaba.

en

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo