Dos Smart Fortwo de Car2Go en Madrid.

“Estamos satisfechos de la marcha del negocio en Madrid”, aunque no fija fecha para que la empresa sea rentable.

“El año que viene vamos a incrementar la flota aunque todavía no sabemos cuándo”, explica Thomas Beermann, consejero delegado de Car2Go Europa. La filial de coche compartido de Daimler opera en Madrid con 500 Smart Fortwo. Beermann afirma que “estudiamos la posibilidad de introducir los Smart Forfour de cuatro plazas”, ya que sus rivales operan con vehículos de cuatro y cinco plazas. En todo caso, siempre en Madrid, todos sus vehículos «serán cero emisiones». Y recuerda que durante el pasado episodio de contaminación, la demanda de Car2Go subió un 25% esos días.

La alemana es líder en Madrid con más de 180.000 usuarios por delante de Emov que cuenta con más de 150.000 usuarios. En diciembre, llega un tercer operador, Zity, a Madrid. “No es ningún problema para nosotros otro operador más, al contrario, si más empresas quieren entrar en el negocio es que algo estamos haciendo bien”.

Zity llegará con una flota de Renault Zoe que anuncia 300 km. de autonomía. “¿Pero eso es lo que pone en el cartón del vehículo o real?”, bromea Beermann. “Claro que al tener más autonomía resulta se reducen los costes de recarga. Pero sus coches son más caros porque necesitan más celdas para una batería más grande”.

El CEO de Car2Go no cree que los apenas 100 kilómetros de autonomía de sus Smart sean un impedimento para “que ampliemos nuestra cobertura a un radio de 100 km [ahora sólo tienen los 57 km del interior de la M-30]”. Pero recuerda que dentro de esta última “hay un millón de potenciales clientes”. Por este motivo no hay saturación en este servicio. Beermann cree que hay margen para que todos los operadores aumenten su flota.

En cuanto al precio de 21 céntimos/minuto -Emov cuesta 24 céntimos- explica que no «tenemos previsto subirlo», si bien todo va a depender de si la empresa es sostenible, dado que en el primer año y medio de vida ha perdido 3 millones de euros. Hay que tener en cuenta que Emov comenzó a 19 céntimos y subió el pasado mes de junio sus tarifas hasta 24 céntimos minuto.

Según su director general, Fernando Izquierdo, director general de Emov, la subida de precio “no ha generado rechazo en el cliente porque todavía somos un servicio muy competitivo”.

En este sentido Beermann, afirma que los servicios de car sharing no son excluyentes con otro tipo de transporte sino “complementarios, además de que contribuyen a eliminar coches contaminantes de la ciudad”. No fija una fecha para alcanzar la rentabilidad pero “estamos muy satisfechos de la marcha del negocio en Madrid”. De las 26 ciudades donde opera Car2Go, sólo en Madrid, Amsterdam y Sttutgart, las flotas son 100% eléctricas.

Por cierto que en esta última ciudad alemana, Car2Go ha introducido 50 Mercedes Benz Clase B 100% eléctricos. Preguntado por la posibilidad de que también hubiera modelos de la firma de la estrella en Madrid, cree que, de momento, “los Smart son muy eficientes”. Y volvió a insistir en que en la ciudad española serían siempre eléctricos, no han pensado en la alternativa de modelos híbridos enchufables de Mercedes.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo