Alemania amaneció este martes con la noticia de un nuevo ataque xenófobo en las portadas de los diarios digitales. En esta ocasión, se trata además de una agresión con especial lectura política. Un alcalde del norte de Alemania, del partido gubernamental conservador (CDU) y conocido por ser un defensor de la acogida de refugiados fue apuñalado en el cuello la noche de este lunes en un puesto de kebab.

Andreas Hollstein, de 57 años, se encontraba frente al establecimiento de comida rápida cuando se le acercó un hombre y le preguntó si era el alcalde de Altena. Hollstein contestó que sí y el atacante sacó un cuchillo de unos 30 centímetros y se lo clavó en el cuello al alcalde. Varias personas acudieron en su auxilio, entre ellos un camarero del restaurante que también resultó herido. “Estás permitiendo que me muera de sed mientras traes a 200 refugiados a Altena”, dijo el agresor, según el relato del propio Hollstein. El regidor fue hospitalizado de forma inmediata, pero ya ha recibido el alta. Hollstein cree que de no haber intervenido el camarero del puesto de kebab podría haber muerto.

El agresor, de 56 años, fue detenido inmediatamente y, según la prensa alemana, estaba borracho.

En Altena, en el Estado de Renania del Norte-Westfalia, al oeste del país, viven 18.000 personas. La ciudad es conocida por haber acogido a más refugiados de los que le correspondían según el reparto regional. Altena ha recibido además el premio nacional de Integración alemán por su labor con los refugiados y la implicación de los voluntarios.

Más de 1,3 millones de refugiados han llegado a Alemania en los dos últimos años. El entusiasmo inicial de la operación “bienvenida” ha dado paso a un endurecimiento de las políticas y la retórica migratoria y sobre todo, ha catapultado a la extrema derecha hasta el Bundestag.

“Estoy horrorizada por este ataque con cuchillo”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel a través de su portavoz en Twitter. También reaccionó el ministro de Interior, Thomas de Maziere, quien dijo que “como sociedad nos oponemos tajantemente al odio y al extremismo”.

Hace dos años, en pleno auge de la crisis desatada por la llegada de los refugiados, otra política defensora de la política de puertas abiertas para los refugiados, Henriette Reker, sufrió también un apuñalamiento. “Un atentado de este tipo cambia la vida, pero no debe modificar nuestra actitud”, ha dicho este martes.

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo