Foto: AP / Michael Sohn

PARÍS.- Europa respiró ayer aliviada: Alemania pareció alejarse de la inestabilidad política y el llamado a nuevas elecciones, cuando el líder socialdemócrata Martin Schulz abandonó su intransigencia y aceptó acudir el jueves próximo con la canciller Angela Merkel a entrevistarse con el presidente Walter Steinmeier. El objetivo: negociar una nueva Grosse Koalition (gran coalición) con la democracia cristiana que permita salir de la crisis institucional que atraviesa el país desde hace dos meses.

A la reunión en el palacio presidencial de Bellevue asistirá también Horst Seehofer, número uno de la Unión Social Cristiana (CSU), la aliada bávara de la CDU de Merkel.

Desde el fracaso de las negociaciones que mantenía Merkel con el partido liberal FPD y los Verdes, que se rompieron en la madrugada del lunes, la única posibilidad de evitar un regreso a las urnas consistía en reeditar la gran coalición que gobernó el país de 1966 a 1969, entre 2005 y 2009, y luego entre 2013 y 2017.

No fue fácil para Schulz renegar de los juramentos y promesas que venía formulando desde las elecciones del 24 de septiembre pasado. Sometido desde hace varios días a una intensa presión dentro de su partido, Schulz cedió primero ante la eficaz mediación del presidente Steinmeier -socialdemócrata como él- que durante cuatro horas apeló a su “patriotismo” y a la “responsabilidad” del SPD para hacerlo cambiar de opinión.

Luego, la dirección del partido debatió durante ocho horas -hasta bien avanzada la madrugada- para decidir si abandonaba sus reservas y aceptaba una negociación con Merkel. El partido “no puede comportarse como un niño caprichoso”, sostuvo el ministro de Justicia, Heiko Maas, miembro influyente de la dirección del SPD.

Pero la salida de la crisis no será inmediata, porque las negociaciones con la alianza CDI-CSU de Merkel serán largas y difíciles. El SPD no está dispuesto a integrar la coalición a cualquier precio. En primer lugar porque está en juego la supervivencia de Schulz como líder del partido. Varios dirigentes cuestionaron su liderazgo durante una agitada reunión del jueves por la noche en la sede del SPD. En el desangelado edificio de la Willy Brandt Haus, en el 140 de la Wilhelmstrasse, de Berlín, algunos incluso evocaron abiertamente la hipótesis de una “gran coalición” con o sin Schulz.

En segundo lugar, Schulz y una corriente importante del partido están dispuestos a participar en el gobierno, pero con un programa de gobierno que incluya medidas sociales profundas, como el aumento de los salarios más rezagados, un ajuste del salario mínimo, el abandono de los mini-jobs, la reforma del sistema de seguro de desempleo, un plan de construcción de viviendas para estudiantes y empleados de bajos recursos y una política más efectiva de defensa del medio ambiente, que incluye un rápido abandono del carbón como fuente de energía.

Debate interno

Las discusiones concretas sobre un programa de gobierno no podrán comenzar hasta principios de diciembre y, teniendo en cuenta las fiestas, es posible que prosigan hasta fin de enero. Pero ahí no terminará el suspenso, pues Schulz anunció que convocará una votación del SPD para que los militantes decidan si están dispuestos a sellar de nuevo una Grosse Koalition con el bloque conservador de Merkel. Hasta entonces, Europa seguirá paralizada.

“Las negociaciones con Gran Bretaña sobre el Brexit, las relaciones con Rusia y Estados Unidos, la defensa europea o la política de estabilidad en la zona euro no pueden prosperar sin la Alemania de Merkel”, argumenta con justa razón Joachim Bitterlich, que fue consejero del ex canciller Helmut Kohl.

También esperan el regreso de Merkel, la reforma del bloque, las discusiones sobre el derecho de asilo, sobre el próximo presupuesto o una mayor integración militar.

Tanto Bruselas como Emmanuel Macron -principal promotor de esas reformas- ya se hacen a la idea de que no será en la próxima cumbre europea de diciembre cuando los 27 podrán debatir el futuro de la unión económica y monetaria de la UE, como esperaban.

En esta nota:

es

WordPress

COMPARTIR

Estamos trabajando en un sistema para mejorar la calidad del sitio web y en recompensar a los usuarios activos por verificar articulos, noticias y su calidad, ¡Gracias por mejorar Business Monkey News!

Si el artículo es erróneo, esta mal traducido o falta información, puedes editarlo, notificarnos con un comentario (nosotros lo corregiremos) o puedes ver el artículo original aquí: (Artículo en el idioma original)

Los cambios realizados se actualizarán en 2 Horas.

Modificar artículo