Foto: Representantes de la industria del turismo en Taiwán (Reuters)
Representantes de la industria del turismo en Taiwán (Reuters)

15.11.201710:30 H.

“China comprende y apoya los esfuerzos del Gobierno de España por proteger la unidad nacional y su integridad territorial”. Esta fue la declaración institucional de la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, a propósito de la declaración unilateral de independencia de Cataluña, que luego se suspendió, se volvió a declarar y que ahora la presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, asegura que no fue nada más que un acto simbólico. Ahora, ante la posibilidad de que Taiwán insista en su intención de abandonar el gigante asiático, Pekín ha vuelto a lanzar otra advertencia.

Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina de Asuntos para Taiwán, ha hecho referencia a los últimos acontecimientos acaecidos en Cataluña para insistir en que la independencia taiwanesa no tiene cabida. “El fracaso del referéndum de Cataluña muestra por completo que la protección de la soberanía nacional y la integridad territorial es un interés nacional primordial, tanto para los países de Occidente como para los países del Este. “Así que la independencia de Taiwán está abocada al fracaso“, ha añadido, en declaraciones recogidas por la cadena de televisión china CGTN.

Desde que se elevó la tensión en Cataluña, en vísperas del 1 October referendum, el Gobierno chino ha venido recordando que si bien se trata de asuntos internos de España, Pekín siempre se opondrá a “actividades separatistas y contrarias a la ley”.

Cataluña se presenta ahora como un ejemplo que sirve al Gobierno de Xi Jinping para tratar de frenar los intereses independentistas en Taiwán, más aún desde que Tsai Ing-wen, líder del Partido Demócrata Progresista, de marcado carácter independentista, asumió la presidencia el pasado mes de mayo. Su formación es partidaria de que el futuro de Taiwán lo decidan sus 23 millones de habitantes, y ella misma defiende mantener el statu quo actual que define Taiwán como una región libre democrática.

Una de las múltiples manifestaciones independentistas en Taiwán (EFE)
Una de las múltiples manifestaciones independentistas en Taiwán (EFE)

Con este discurso, Tsai venció en las últimas elecciones presidenciales con un aplastante 56,2% de los votos, más de 25 puntos por delante del candidato del Partido Kuomintang. La postura de la presidenta taiwanesa es afín a mantener una buena relación entre Taipei y Pekín, pero el Gobierno chino ya ha advertido en más de una ocasión de que combatirá y tratará de frenar cualquier actividad que tenga como objetivo la secesión y la independencia. “No permitiremos en absoluto la secesión de la isla de la patria, en ninguna forma y bajo ningún nombre”.

China, entretanto, ve a Taiwán como una provincia rebelde desde que los nacionalistas se retiraron a la isla tras la guerra civil de 1949 contra los comunistas, que finalizó con éstos controlando la China continental y aquellos, en los territorios insulares, salvo Hainan, bajo control del Partido Comunista Chino (PCCh). Además, desde que Tsai llegó al poder, Pekín ha sido reacia a los viajes oficiales de la presidenta taiwanesa, a la que consideran que quiere acercar posiciones con otros países para presionar a favor de una independencia formal de la isla de Taiwán. Tsai, no obstante, dice que su intención es únicamente defender la seguridad y la democracia en la isla.

Independencia fallida en Cataluña

El caso catalán le ha valido a China para subrayar aún más su postura hacia un país unido y sin escisiones. El pasdao 1 de octubre, Cataluña convocó una consulta popular para decidir acerca de su futuro, si bien desde el Gobierno central la orden era tratar de impedirlo. Esto provocó cierre de colegios electorales, incautación de urnas y una lista considerable de heridos en enfrentamientos con las autoridades policiales. A pesar de que, después de varios días, el Govern catalán decidió anunciar la declaración de independencia que venía anunciando desde hacía tiempo, el entonces presidente, Carles Puigdemont, la suspendió para buscar diálogo con el Gobierno central.

Sin llegar a ningún acuerdo y sin conseguir este diálogo, el Parlamento volvió a declarar la independencia, pero entonces el Gobierno de Mariano Rajoy encendió la maquinaria para activar un artículo de la Constitución nunca utilizado hasta el momento, el 155, con la intención de restablecer el orden constitucional. La celebración del referéndum y la declaración de independencia han llevado a Cataluña a encontrarse en una situación compleja, con más de medio Govern en prisión, con el ‘expresident’, cesado por el Gobierno central, ‘exiliado’ en Bruselas y con una convocatoria de elecciones autonómicas para el próximo mes de diciembre.

es

قالب وردپرس

SHARE

We are working to improve the quality of the website and reward active members, Thank you!

If the article is wrong or missing information, you can edit, notify a comment or you can see the original here:

Thank you for improving Business Monkey News!

edit Story